En una reunión de referentes del sector de la provincia, la directora general, Silvina Mazzucco, afirmó que el fortalecimiento de los primeros y segundos niveles fueron claves.

El encuentro que reúne a referentes de la salud tucumana, tuvo como eje la presentación de las estadísticas del trabajo realizado por la Red de Servicios del Siprosa durante el 2017. Como consecuencia de las políticas de salud llevadas a cabo por el ministerio que dirige la doctora Rossana Chahla, se realizaron el año pasado 6 millones de consultas, entre médicas y odontológicas.

“Dentro de la estrategia de atención que planteó nuestra ministra, hablamos de fortalecer los efectores de primer y segundo nivel. Actualmente, contamos en la Red con 12 policlínicas de las cuales ocho están ubicadas en el área centro con todas las especialidades, incluso Laboratorio, Rayos X, y Ecografías. Todo para evitar que los pacientes se tengan que trasladar a un tercer nivel y reducir el tiempo de espera”, detalló Mazzucco.

Y subrayó que esto permitió que se produjera un cambio en el perfil prestacional de la Red Servicios: “También tenemos 24 hospitales en el interior de la provincia que cuentan con todas las especialidades y tecnología de punta para mejorar la calidad de la prestación”.

Es así que, siguiendo los objetivos trazados por el Plan Rector del ministerio, se brindó una mayor accesibilidad de salud a los vecinos del interior de la provincia.

“Más del 40 por ciento de la población que tiene obra social concurre a nuestros servicios, no solamente por el equipamiento sino también por las mejoras edilicias.  Además, venimos trabajando en capacitaciones para la atención del paciente, una de las fortalezas de nuestro Sistema de Salud”, cerró la referente.

Fuente: Salud Tucumán.

Compartir

Comentarios