La justicia no dió lugar al planteo de recusación de Gustavo Hornos y Eduardo Riggi, magistrados que habían ordenado la detención de Lopez y De Sousa por evasión de impuestos. Alegan que esta herramienta procesal no constituye un medio adecuado para separar a los jueces.

La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó este lunes por mayoría el planteo de recusación formulado por la defensa de Cristóbal López y Fabián De Sousa contra los jueces Gustavo Hornos y Eduardo Riggi fundado en el supuesto temor de falta de imparcialidad en la causa en que se los investiga por no haberle rendido a la AFIP 8 mil millones de pesos a través de la empresa Oil Combustibles.

La defensa de los empresarios había solicitado que fueran apartados del caso los magistrados que resolvieron su detención "con propuesta de múltiples pruebas".

En el voto mayoritario, conformado por los jueces Hornos y Riggi, se consideró que la herramienta procesal de "la recusación no constituye un medio adecuado para separar a los jueces por sus decisiones desfavorables para las partes ni para cuestionar su contenido".

También se agregó que "desde una perspectiva realista, superadora de la formalidad, y con cierta empatía judicial, pareciera que la decisión a tomar en el caso produce una importante expectativa en la comunidad jurídica y en la sociedad toda".

Y explicó: "Esta circunstancia habría producido versiones y publicaciones en diversos sentidos. La cuestión hace rememorar la trascendente doctrina de la gravedad institucional".

La jueza Ana María Figueroa, en disidencia, votó por dar sustanciación a la recusación interpuesta por la defensa de López y De Sousa, proveer la prueba y resolver el planteo previa audiencia con las partes.

La Cámara Federal de Casación Penal había ordenado en abril pasado la detención inmediata de los dueños del Grupo Indalo.

La decisión había sido tomada por mayoría por la sala I del máximo tribunal penal con los votos de los jueces Hornos y Riggi, mientras que Figueroa en aquella ocasión también había votado en disidencia.

El fallo de Casación revocó la resolución que había dictado la Cámara Federal porteña, que el 16 de marzo pasado había dispuesto la liberación de los empresarios y el cambio de carátula del expediente por el que habían sido detenidos.

Los jueces de Casación ordenaron entonces la "inmediata detención" de los empresarios acusados y dispusieron "remitir con carácter urgente las presentes actuaciones al Tribunal a quo para que, por quien corresponda, se haga efectiva".

En un fallo de 148 páginas, los jueces de Casación dispusieron que los empresarios y el ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, vuelvan a ser investigados por "defraudación al Estado" y no por "apropiación indebida de recurso", contra lo que había decidido la Cámara Federal.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios