La poderosa compañía norteamericana se comprometió a descartar el uso de IA en el desarrollo de armas y otros elementos que faciliten el daño a las personas. El organismo trabaja desde hace años junto a las fuerzas norteamericanas.

Google anunció este jueves que no desarrollará inteligencia artificial para armas o para "causar o facilitar directamente lesiones a personas", al presentar un conjunto de principios para el uso de esta tecnología.

"Continuaremos nuestro trabajo con el gobierno y las fuerzas armadas en muchas otras áreas", escribió el presidente (CEO) de la empresa, Sundar Pichai, en medio de presiones por un contrato con el sector militar que el gigante tecnológico dijo la semana pasada que no sería renovado.

Pichai detalló los siete principios en los que Google basa el uso de inteligencia artificial (IA) o cualquier computación avanzada que pueda simular comportamiento humano inteligente.

Dijo que Google usa IA para "ayudar a la gente a abordar problemas urgentes" como predecir incendios forestales, ayudar a los agricultores, diagnosticar enfermedades o prevenir la ceguera.

"Reconocemos que una tecnología tan poderosa levanta igualmente poderosas preguntas sobre su uso", dijo Pichai en el blog. "Como la IA es desarrollada y usada tendrá un impacto significativo en la sociedad por muchos años. Como líderes en IA, sentimos una profunda responsabilidad de hacer esto de forma correcta".

El CEO garantizó que los programas de IA serán diseñados para aplicaciones que son "socialmente benéficas" y que "evitarán crear o reforzar prejuicios injustos".

Los principios incluyen que los proyectos sean "construidos y probados para su seguridad", que sean "responsables" e "incorporen principios de diseño de privacidad".

Google evitará el uso de cualquier tecnología "que cause o pueda causar un daño general", escribió Pichai.

Eso significa evitar las "armas u otras tecnologías cuyo objetivo principal o implementación es causar o facilitar lesiones a personas" y sistemas "que recopilen o usen información para vigilancia que violen las normas internacionales".

El anuncio se produce en medio de una preocupación creciente de que se pueda perder el control de sistemas automatizados o robóticos, generando un caos.

Varias empresas de tecnología han acordado mediante unos principios generales el uso de inteligencia artificial 

 

Fuente: El Ciudadano

Compartir

Comentarios