Un hombre oriundo Córdoba quiso pagar la multa que le hicieron pero desde la Policía informan que no hay registro del vehículo.

El mes pasado una familia de Córdoba llegó a la provincia a pasar unos días. En un control vehicular el automóvil quedó secuestrado por no llevar la silla para menores de 10 años. Unos días después quiere pagar la multa pero no encuentran el rodado: está "desaparecido". 

Claudio Saravia fue multado el 8 de mayo. Como no tenía el dinero para pagar el monto de la infracción, le secuestraron el auto y lo dejaron debajo del puente ubicado en el empalme con la ruta 9. Ahora, que puede abonar la multa, le dijeron que su auto no se encuentra en la base de datos.

“Ya no puedo viajar hasta ahí porque no tengo cómo hacerlo. Mi cuñado es el que está encargado de resolver el trámite, pero no encuentran el auto para que yo pueda pagar la multa”, aseguró el conductor que asumió la responsabilidad de no tener la silla correspondiente para viajar.

El vehículo es un bora color negro del año 2005. Según contó Saravia, su abogado se comunicó con personal de la Policía Vial y del corralón de San Cayetano, donde depositan los vehículos con infracciones. Desde allí le indicaron que el auto no se encontraba en ese lugar y que estaba "desaparecido".

Desde la Policía dijeron que lo están buscando. "Si el auto no está, se trata de un hurto y estaría a cargo del Estado. Pero tendríamos que fijarnos nuevamente en la base de datos", sostuvieron. 

Compartir

Comentarios