La negativa por parte del gobierno populista a la llegada del Aquarius ha provocado diversas reacciones entre los miembros de la comunidad europea. El barco, procedente de África, llevaba 629 personas que serán finalmente acogidos en Valencia, España.

La decisión del nuevo gobierno antiinmigración de Italia de cerrar sus puertos a cientos de desplazados a bordo de un barco humanitario aumentó la tensión entre Roma y París sobre la política europea frente a los refugiados.

Italia ya convocó a su embajador de Francia y amenazó con anular una reunión entre el presidente francés y el jefe del gobierno italiano si París no se disculpa por haber acusado a Roma de "cinismo" e "irresponsabilidad" por su actitud frente al Aquarius, el barco que rescató 629 migrantes que finalmente serán acogidos por España.

"No cambiaremos [de postura] sobre los barcos pertenecientes a organizaciones no gubernamentales", dijo el ministro del Interior, Matteo Salvini, en una entrevista con el periódico Corriere della Sera.

 

Matteo Salvini, ministro del Interior y líder de la xenófoba Liga

Matteo Salvini, ministro del Interior y líder de la xenófoba Liga Fuente: AFP

 

Presidente de la Liga (extrema derecha), Salvini exigió que Francia se disculpe de forma "oficial" y de no hacerlo estimó útil cancelar la reunión prevista para pasado mañana entre el presidente francés Emmanuel Macron y el jefe de gobierno italiano Giuseppe Conte.

"Si no llegan las disculpas oficiales, el primer ministro Conte haría bien en no ir a Francia" para esta cumbre, declaró Salvini tras defender la misma línea poco antes en el Senado italiano.

Señaló también que "los barcos pertenecientes a organizaciones extranjeras y que llevan banderas extranjeras no pueden dictar la política de inmigración de Italia".

Desde el domingo, cuando tanto Italia como Malta se negaron a dejarlo atracar, unos 629 inmigrantes, entre los que se encuentran 11 niños y siete mujeres embarazadas, están a bordo del Aquarius en aguas del Mediterráneo central.

 

Migrantes esperan a desembarcar en Sicilia

Migrantes esperan a desembarcar en Sicilia Fuente: AFP

 

Algunos de ellos, en su mayoría procedentes del África subsahariana, fueron trasladados a dos barcos italianos, pertenecientes a la guardia costera y a la Armada, y se dirigen al puerto español de Valencia.

El suceso, ocurrido una semana después de la toma de posesión del nuevo gobierno populista italiano, agudizó las tensiones en la Unión Europea sobre la inmigración.

Mientras España adoptó un tono diplomático con Italia cuando anunció que acogería a los inmigrantes, las relaciones entre Roma y París se vieron deterioradas con el estallido de acusaciones entre ambas partes.

"Nuestra historia de solidaridad, generosidad y voluntariado no se merece un golpe por parte de miembros del gobierno francés, y espero y pienso que el gobierno francés va a presentar una disculpa oficial a la mayor brevedad", aseguró Salvini.

También acusó a Francia de no haberse hecho cargo de unos 9000 solicitantes de asilo de Italia que estaban incluidos en el pacto de distribución de refugiados de la Unión Europea.

 

Fuente: La Nación

Compartir

Comentarios