El presidente se realizó una ecografía en el marco de un chequeo rutinario y desde la Casa Rosada anunciaron el comunicado en el que explican que no se necesita tratamiento alguno.

Desde la Casa Rosada informaron que el presidente Mauricio Macri se realizó este miércoles a la mañana un chequeo de rutina en el que detectaron un quiste pancreático benigno.

"Una ecografía abdominal mostró la existencia de un quiste pancreático preexistente de carácter benigno”, informaron desde una gacetilla de prensa.

"En el mismo centro, se realizó una resonancia magnética y se obtuvo el mismo diagnóstico por lo que no es necesario realizar tratamiento alguno ya que el quiste deberá ser controlado cada tres meses para ver si el mismo aumenta en tamaño.”, finalizaron.

Fuente: Minuto Uno.

Compartir

Comentarios