Miembros de la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades de Hígado destacaron además que el consumo elevado es la tercera causa de muerte prematura.

El consumo excesivo de alcohol puede contribuir al desarrollo de más de 60 enfermedades, incluyendo condiciones que afectan principalmente al hígado, al sistema nervioso central y periférico y al sistema cardiovascular. Además, incrementa el riesgo de enfermedades psiquiátricas, disfunción sexual y cáncer de boca, faringe, laringe, esófago, hígado, colon, recto y mama. 

Así lo advirtieron especialistas de la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (AAEEH) a poco de celebrarse el Simposio Internacional de Enfermedad Hepática Alcohólica, con fecha del 21 al 22 de junio en la Ciudad de Buenos Aires.

“El exceso de alcohol representa la tercera causa de muerte prematura y discapacidad a nivel mundial. Además, es un factor influyente en accidentes de tránsito, violencia doméstica y suicidio”, expresó el doctor Raúl Adrover, médico hepatólogo, miembro de la Comisión Directiva de la AAEEH.

Por su parte, la doctora Beatriz Ameigeiras, presidenta de la AAEEH, subrayó que “si bien la adicción al alcohol es un problema de salud pública que sin dudas ocupa un lugar central, no debemos olvidar que incluso niveles inferiores de ingesta pueden ser muy nocivos para la salud”.

La elección de este tema como eje central del simposio radicó en la necesidad de instalar la problemática entre los especialistas y en la comunidad. Así, a partir de esta base, elevar la inquietud al Estado para fomentar el desarrollo de políticas públicas concretas con el objetivo de prevenir la ingesta excesiva de alcohol.

Fuente: Docsalud.

Compartir

Comentarios