En estas épocas de bajas temperaturas es común el contacto con ciertas enfermedades causadas por la exposición al frío. Si crees estar en esta condición fijate en las siguientes recomendaciones que pueden ayudarte a realizar un mejor diagnóstico.

Nariz roja, ojos llorosos y desgano. Ante estos síntomas muchos suelen pensar que se pescaron un terrible resfrío, mientras otros pueden adjudicárselo a una molesta alergia. ¿Quién está en lo cierto? Para reconocer si se trata de una alergia o de un resfrío, hay que indagar en los síntomas específicos que los diferencian. Te contamos.

"Ambas enfermedades comparten síntomas comunes como la congestión nasal, estornudos y secreción nasal acuosa. Además, puede haber ardor o dolor de garganta y síntomas oculares, como lagrimeo, que pueden confundir", nos explica Ricardo Zwiener, médico especialista en Alergia e Inmunología Clínica en el Hospital Universitario Austral.

 

Sin embargo, existen algunas diferencias entre ambos cuadros. Conocerlas permitirá implementar el mejor tratamiento para cada uno:

 

  • Frecuencia de los estornudos. En la rinitis alérgica hay muchos estornudos repetitivos. En determinados momentos del día suelen intensos y pueden agotar físicamente, dice Zwiener. Esto no suele ocurrir en un resfrío común.
  • Picazón. Si bien con el resfrío podemos tener ojos llorosos, en una alergia es un síntoma muy claro. Además, se le suman la picazón de ojos y paladar, y el lagrimeo constante.
  • Fiebre. En un resfrío común, sobre todo en niños, puede haber fiebre. En la alergia no.
  • Tos. Es muy usual en el resfrío. "En las alergias también se puede presentar tos, pero si persiste en el tiempo se deberá consultar al médico, ya que alrededor de un 40% de las personas con rinitis alérgica pueden llegar a desarrollar asma", aclara el experto.
  • Dolor de garganta: es más intenso en el resfrío común. En la alergia toma forma de picazón.
  • Tipo de mucosidad. En la alergia, la secreción suele ser líquida, transparente y abundante. En el resfrío, a medida que avanza el proceso, el moco suele ser más espeso, y mutar a color amarillo y verde. Este cambio en la coloración es producido por la aparición de algunas bacterias.

 

Una pista clave

Hay un síntoma puntual que podría ayudar a diferenciar fácilmente un resfrío de una alergia, según la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, EEUU. ¿Cuál? ¡La duración de los síntomas!

Los síntomas del resfrío rara vez duran más de dos semanas, pero las alergias pueden perdurar la cantidad de tiempo que se permanezca expuesto a la sustancia que está desencadenando la reacción. Por lo tanto, si los síntomas del 'presunto resfrío' aparecen siempre en el mismo momento cada año y duran por un período de tiempo prolongado, la causa podría ser una alergia.

Además, Zwiener aclara que, en el caso de la rinitis alérgica estacional provocada por el polen de los árboles o gramíneas, los síntomas suelen presentarse en la primavera y en el verano. En cambio, en la rinitis alérgica perenne están presentes durante todo el año, con incremento de síntomas en el otoño y el invierno, y se debe a la exposición a ácaros del polvo doméstico, cucarachas, hongos y mascotas.

¿Contagian?

El resfrío es contagioso, porque es una enfermedad infecciosa de las vías aéreas superiores, producida por virus. Pero, no así la alergia, que es una enfermedad del sistema inmunológico.

 

Fuente: La Nación

 

Compartir

Comentarios