El atacante santafesino proviene de Temperley y el lateral, oriundo de nuestra ciudad, se inició en Estudiantes de La Plata.

Marcos Daniel Figueroa (28 años) se convirtió en el cuarto refuerzo de San Martín, de cara a su participación en la Superliga 2018/19.

El atacante santafesino, surgido en Rosario Central, ya fue dirigido por Rubén Forestello en San Martín de San Juan, cuando ese equipo logró el ascenso a Primera en 2014. Después de jugar por el "canalla" y antes de su llegada a los cuyanos, Figueroa pasó por Central Córdoba (Rosario), Argentinos Juniors y Atlético Rafaela.

También acordó su vínculo con el "santo" Lucas Diarte, lateral izquierdo nacido en nuestra capital el 4 de junio de 1993 y formado futbolísticamente en Estudiantes de La Plata, que lo cedió a préstamo una temporada a Central Córdoba, de Santiago del Estero, y luego retornó al "pincharrata".

Anteriormente, el "santo" había abrochado la vuelta del central Rodrigo Moreira y de otro jugador Independiente, Julián Vitale, volante central de 22 años.

San Martín comenzará el lunes la pretemporada y la primera semana, el plantel de Forestello trabajará en la provincia. Posteriormente, el 9 de julio se trasladará a Perico, donde permanecerá siete días para emprender el regreso a nuestra capital.

El "albirrojo" tendrá su primer compromiso oficial el jueves 26 de julio, en cancha de Deportivo Morón a las 18, frente a Patronato de Paraná, por la Copa Argentina.

Y una vez que los presidentes de ambos clubes, Mario Leito y Roberto Sagra, retornen desde Rusia se activarán las conversaciones para definir la fechas de dos clásicos amistosos: probablemente, el primero de ellos se jugará el 15 de julio en El Monumental, y el desquite el 1° de agosto, en La Ciudadela.

Compartir

Comentarios