Las posturas y los modos que utilizan los especializados en videojuegos pueden derivar en patologías crónicas, ¿cómo evitar mayores consecuencias?

Aquellas personas que no se despegan del monitor por muchas horas pueden padecer patologías crónicas que no siempre se curan fácilmente. Y tiene nombre: Síndrome del ordenador o computadora. Entre los más habituales encontramos dolor de espalda, resequedad ocular, tendinitis de palma o muñeca, problemas de visión, contracturas, obesidad, retención de líquidos y dolor de cuello. Suficiente para poner la voz de alarma y tomar medidas.

Ante esta realidad, es importante saber elegir correctamente para aprovechar lo que la tecnología pone a nuestro alcance. “Los equipos de investigación y desarrollo tienen mucho en cuenta este tipo de temas. Por eso vas a ver, por ejemplo, que nuestros monitores gaming vienen con VisionCare, que incluye Flickerless, BluelightShield, ComfyView y tecnologías de baja atenuación que pueden ayudar a reducir la fatiga ocular durante largos períodos de juego; o que nuestro mouse gamig Predator tiene un diseño ergonómico para que puedas apoyar la mano en él sin forzarla”, comentó Angélica Dávila, gerente de mercadeo de Acer para Latinoamérica. La empresa   presentó también su silla gaming Predator, con almohadones desmontables, ergonomía superior y soporte lumbar para los jugadores.

Sin embargo, para combatir las consecuencias de los maratones de videojuegos hace falta tener en cuenta algunas otras cosas. Por ese motivo Jesellys García, entrenadora de GM Fitness Lab, recomendó ejercicios ideales para los gamers.

Estirar las piernas en diferentes direcciones.  Al estar mucho tiempo sentado, nuestras caderas se comprimen, por eso es de suma importancia este ejercicio. Nos colocamos de pie, manos en la cintura, piernas juntas y comenzamos a mover la pierna derecha de un lado a otro como un péndulo.

Sumo squat / Sentadillas sumo. La posición inicial es de pie con la vista al frente, las piernas abiertas a un nivel mayor que el ancho de hombros mientras que los dedos apuntan hacia afuera. La rodilla debe situarse encima de los talones. Inspire profundamente mientras se pone en cuclillas hasta que los muslos queden paralelos al suelo. Concéntrese en realizar un movimiento similar a sentarse en una silla. Y al flexionar las piernas no se incline hacia delante para evitar la intervención excesiva de los músculos lumbares. El movimiento de subida lo realiza exhalando e impulsando su cuerpo hacia arriba con los talones, apretando los glúteos y muslos internos hasta quedar en la posición inicial. Este ejercicio es muy importante ya que involucra varios músculos como los glúteos, la espalda baja, los cuádriceps, entre otros.

Postura de paloma. Las caderas son un grupo complejo de músculos, tendones y ligamentos poderosos que son esenciales para tu capacidad de movimiento. Al estar sentado mucho tiempo frente a una computadora o consola de videojuego, evitamos que nuestras caderas obtengan movimiento y por ende el estiramiento que necesitan. La postura de paloma permite endurecer y estirar los músculos que se encuentran en nuestra espalda y área cervical. Solo debe arrodillarse y colocar una pierna doblada hacia delante, estirar la otra pierna hacia atrás y colocar las manos en el suelo a los lados del cuerpo hasta que vaya colocando la ingle en el suelo.

Plancha / Plank. Es un ejercicio muy completo porque trabaja varios grupos musculares de forma simultánea, ayudando en el fortalecimiento del torso, mejorando la postura, flexibilidad y equilibrio y, por ende, disminuyendo o evitando los dolores en la espalda. Al realizarlo, asegúrese de que tus caderas no se levanten demasiado y que su espalda se mantenga en línea recta.

A esto recomienda la actividad aeróbica, salir a pasear, andar en bicicleta o nadar. “Esto ayuda al cuerpo y a la mente”, asegura.

Fuente: Doc Salud.

Compartir

Comentarios