Octavio, que nació hace once días y sufre la obstrucción de una aorta, fue internado en el Hospital Garrahan y está próximo a ser operado "sin respirador, ni catéter".

Octavio, el bebé de once días de vida que padece una cardiopatía congénita grave, está internado desde ayer en el hospital Garrahan de Buenos Aires. Por estas horas, los profesionales del nosocomio le están realizando distintos estudios médicos porque tiene la aorta obstruida.

“Está bien, sin respirador, sin catéter, llegó bien. Inmediatamente lo recibieron en la neonatología y comenzaron a hacerle todos los estudios de nuevo para cerciorarse bien, porque él tiene obstruida la aorta. Entonces, quieren saber bien, con detalles, para saber en qué parte tienen que reconstruir ellos”, dijo Paula Reyes, madre del pequeño.

También comentó que todavía no hay una fecha fijada para la intervención quirúrgica que necesita Octavio porque aguardan los resultados de los exámenes. Pero, señaló que los médicos quieren hacerlo “lo más pronto posible”.

Fuente: El Esquiu.

Compartir

Comentarios