eito habló de sus pasiones: fútbol y política.

“Hay decisiones que se toman en la AFA que no las sabemos nosotros”, señala Mario Leito. Para el presidente de Atlético, la militancia es un concepto que lo trasciende.

 A pesar de haber nacido en Buenos Aires, no deja dudas cuando le preguntan de dónde es. “Soy tucumano, monterizo”, responde firmemente Mario Leito.

Nació en 1964 y vivió durante dos años en el barrio porteño de San Telmo, en tiempos en donde su padre era dirigente gremial del Ingenio Ñuñorco, y tuvo que viajar hacía la Capital Federal, ya que pertenecía a la CGT nacional.

El presidente de Atlético visitó “Café al Pazo” en LV 12 Radio Independencia, y habló de dos de sus pasiones: el fútbol y la política.

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano

En primer lugar, el dirigente mostró su satisfacción por el clásico que disputaron este miércoles Atlético y San Martín en el estadio José Fierro. “Que momentos que estamos viviendo los tucumanos. Son cosas que como dirigente uno soñó mucho tiempo, en tratar de que los dos equipos estén en la máxima categoría”, expresó.

Leito es consciente que estos partidos sirven no tan solo por una cuestión económica, sino que va más allá, y considera que debe ser el puntapié para que ambas instituciones logren cosas importantes y le impriman mayor fortaleza al fútbol del interior.

El actual presidente del Decano, asegura que su vínculo con la institución comenzó desde muy chico. “Yo a Atlético lo sigo de toda la vida. Me venía los domingos desde Monteros  a ver al equipo”, recordó con entusiasmo.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas e interior

Y así fue como en algún momento de la historia, terminaron cara a cara, Leito con el club de sus amores. Eso ocurrió hace como 15 años atrás. Su llegada al club fue de la mano de Ignacio Golobisky. Comenzó participando en reuniones de una lista que tenía pretensiones de conducir la institución. Lo invitaron a ser vocal titular, luego terminó siendo  secretario del club, hasta que un día se le dio la posibilidad de llegar a lo más alto y convertirse en presidente.   

En su rol de dirigente deportivo, Leito analizó la realidad que vive el fútbol nacional. “Hay dos dirigencias”, sentenció. En ese sentido marcó las diferencias entre la conducción de Chiqui Tapia, y los que integran la Superliga a cargo de Mariano Elizondo. La AFA está a cargo del fútbol de ascenso y de la Selección, mientras que la Superliga maneja el fútbol de Primera División.  “Hay conexiones, no directas porque las responsabilidades son distintas”, aclaró.

La imagen puede contener: 1 persona

 Leito profundizó su visión y fue categórico: “Hay decisiones que se toman en la AFA  que no las sabemos nosotros, pero que tienen que ver con el desarrollo del fútbol nacional”.

También se tomó su tiempo para explicar la realidad de la Selección. Estuvo en el Mundial de Rusia y consideró que la rápida eliminación del equipo “es el resultado de un proceso que no fue bueno para nosotros”. En ese marco, cuestionó que en pocos años se cambio tres veces de entrenador.

Y además se mostró muy crítico respecto a los términos del contrato que se firmó con Sampaoli.  “¿Qué experiencia tiene Chiqui Tapia en esto.?. No debe haberse sentado jamás en la vida con un jugador profesional a discutir un contrato. Esa es la realidad”, reflexionó frontalmente Leito .

El presidente de Atlético valora que en la AFA “hay gente de experiencia”, y que es importante entender que se debe sostener un proceso a largo plazo.

La imagen puede contener: 1 persona

A pesar de haberse recibido de técnico electromecánico, Leito fue claro: “en mi casa no te cambio un foco, no es lo mío”. Así fue como terminó inclinándose por la  abogacía.

Su militancia comenzó desde muy joven, a fines del año 1981, rememora, cuando se levantó la veda política. Tenía tan solo 17 años. Siempre su participación fue dentro del peronismo.  “

Leito, al ser consultado respecto a la actual situación del país, dejó un par de definiciones al analizar la gestión del presidente Macri. “Estamos pasando por una situación muy difícil. Desgraciadamente para los que lo votaron creo que los defraudó. Vino con una propuesta superadora para lo que teníamos en el momento y absolutamente nada de eso se hizo”, sostuvo.

Además se mostró preocupado por el futuro si no hay un cambio de rumbo. “ Esta película nosotros la conocemos. Sabemos cómo empieza pero también sabemos cómo termina. Y termina muy mal. Termina con mucha desocupación, mucha pobreza, mucha entrega”, cuestionó.

Fútbol y política, son dos temas, que conviven perfectamente en la vida de Leito. Transitó esos dos caminos. Y los vive apasionadamente. Y eso quedó plasmado en la charla con Fernando Pazos. Leito, el hombre que nació en la Capital Federal, pero que se siente monterizo de ley, y pretende que el fúbol del interior pueda lograr mayor posicionamiento nacional.

Compartir

Comentarios