Representantes de la Diócesis de Añatuya pidieron rezar para mantener "el buen humor" que conserva.

El actual obispo de la localidad santiagueña de Añatuya fue trasladado a la capital de aquella provincia por presentar un cuadro de neumonía y complicaciones con la diabetes.

José Melitón Chávez tuvo que ser hospitalizado este miércoles en la capital de Santiago del Estero por una descompensación. El padre tucumano, obispo de Añatuya, en la vecina provincia,

“Tuvo una neumonía y un descontrol en el azúcar (padece diabetes). Fue tratado en primera instancia en el hospital Zonal de Añatuya y estuvo internado en terapia intensiva, pero se pensó que era mejor derivarlo a Santiago. Actualmente se encuentra internado en una clínica particular donde está controlado y asistido por profesionales”, anunció el presbítero Guillermo Bourdet, Vicario de la Diócesis de Añatuya.

Bourdet solicitó a la comunidad que "recen mucho por el obispo Chávez para que no decaiga su estado de ánimo ni espiritual. El buen humor lo conserva pero se lo nota muy débil por el estado de salud”.

En 2015, el Papa Francisco lo nombró obispo de Añatuya y debió emigrar a Santiago del Estero. El Servicio de Noticias de la Iglesia en la Argentina lo anunciaba así: “una alegría inmensa esta buena noticia para la Iglesia del NOA. Cura del NOA para obispo del NOA. Un pastor con olor a oveja, según el corazón del Buen Pastor, con sensibilidad social para esta Iglesia hermana de Añatuya”.

Compartir

Comentarios