Fernando Juri Debo, defensor del Pueblo de Tucumán y vicepresidente de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina

Las Fuerzas Armadas deben defender a la Nación ante el ataque exterior, guerra o conflicto armado internacional, teniendo por finalidad garantizar la soberanía e independencia de la República.



La Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA) manifestó su preocupación en relación al Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 683/2018, que prevé un plan de reestructuración en las Fuerzas Armadas. 

El vicepresidente de ADPRA, Fernando Juri Debo, adelantó que estudian plantear la inconstitucionalidad del decreto conforme a que se desprende de la Ley de Defensa Nacional que la función de las Fuerzas Armadas reside en la  defensa de la Nación ante el ataque exterior, guerra o conflicto armado internacional, teniendo por finalidad garantizar la soberanía e independencia de la República.

Por su parte la Ley 24.059 entiende que la Seguridad Interior, debe propender a que el Estado Nacional garantice la plena vigencia de los derechos a la vida, a la libertad, y al patrimonio de los ciudadanos. A tal efecto, la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, la Policía de los Estados Provinciales adherentes a la mentada norma, la Gendarmería Nacional y la Prefectura Naval Argentina, serán los órganos que propenderán a tales fines. Así pues, en este marco, desarrollarán los medios necesarios para el control y vigilancia de las fronteras, aguas jurisdiccionales de la Nación y custodia de objetivos estratégicos.

"Nosotros estamos estudiando plantear la inconstitucionalidad de este decreto. A nosotros, los defensores del Pueblo, nos constituyeron para defender los Derechos Humanos, la Constitución y sobretodo nuestras instituciones", explicó el ombudsman tucumano.  

Asimismo, argumentó que el planteo se basará en que "el Ejército es una de las más caras instituciones de nuestra República y está creado para cuidarnos de ataques exteriores. Es decir que está creado, pensado y capacitado para defendernos de ataques exteriores, no interiores, por eso hay otra ley que prevé quienes deben cuidar del interior, por lo que solicitamos que no se dé curso".

Consecuentemente, en virtud de los principios emanados por la  Constitución Nacional, resulta inadmisible que una modificación de los mencionados principios y competencias se determine por Decreto del Poder Ejecutivo Nacional, toda vez, que por la materia resulta ser competencia exclusiva del Congreso de la Nación. 

De este modo, Juri Debo consideró pertinente que "se mande al Congreso para que se debata. Si se cree que hay que darle nueva forma a las fuerzas nacionales que sea por ley, que seamos respetuosos de la Constitución, y no por medio de un decreto vamos a cambiar una ley que tiene vigencia hace muchísimos años", explicó 

 

Compartir

Comentarios