Los actores en escena.

En co-producción con la Secretaría de Extensión Universitaria, la obra sube a escena este sábado 4 de agosto en el centro Cultural Virla. Actúan Indio Armanini, Pablo Vera y Huerto Rojas Paz. La dirección es de Jorge de Lassaletta.

Con esta obra de teatro, el reconocido Director Teatral y Règisseur Jorge de Lassaletta, presenta por primera vez un espectáculo teatral bajo su dirección en este Centro Cultural. Su padre, el arquitecto Jorge Antonio Claudio y Règulo de Lassaletta, se encargò de la remodelación, acondicionamiento y disposición del edificio para el Centro Cultural Eugenio Flavio Virla, el primer centro cultural del noroeste argentino, siendo inaugurado el 26 de octubre de 1984.

Sobre la obra (Palabras de Jorge de Lassaletta)

Un ansia de experimentar más allá de los límites impuestos por una moral colectiva, impulsa al individuo a arriesgarse a lo desconocido para ampliar las perspectivas de la visión humana. La utilización de la materia oscura, prohibida, diabólica, aportó progresos a la ciencia y al arte. El tritono, por ejemplo, el acorde del diablo para el clero, incorporó la disonancia al contenido musical, y un estímulo fulminante para la sensibilidad del espectador; siempre atraído a percibir lo que está vedado a su conducta en sociedad. Así ama para siempre los sueños mesiánicos y tiránicos de un personaje como el Dr. Frankenstein, quien piensa:“Los objetos que más repugnan a la delicadeza de los sentimientos humanos atraían toda mi atención. Vi cómo se marchitaba y acababa por perderse la belleza; cómo la corrupción de la muerte reemplazaba la mejilla encendida; cómo los prodigios del ojo y del cerebro eran la herencia del gusano”.


También Strindberg, aporta la ruptura a lo que será el teatro a partir del S. XX, experimentando desde sus propias subjetividades en personajes antirrealistas y de carácter revulsivo. Siento al autor conminando a sus personajes como a “cobayos” de laboratorio, a que experimenten conductas patológicas. Los coloca en una frontera ambigua entre la vida y la muerte (guiado por Swedenborg, místico de su época), y construye un infierno matrimonial, con actitud desenmascaradora de esa institución y de la burguesía. Y nos recrea un universo donde el amor es un campo de batalla, y las acciones de entregarse al otro se reemplazan por una lógica bélica para apoderarse del otro y dominarlo.


En fin, propongo que este relato se lea como la antítesis de un idilio, donde los amantes se han convertido en odiantes.

 

Actùan: Indio Armanini, Pablo Vera y Huerto Rojas Paz.

Compartir

Comentarios