Cientos de personas acompañaron a la familia de Priscila Paz para despedir sus restos en el cementerio de Lules

"Ahora debo ocuparme de mi nieto y de que los que le hicieron esto a mi hija estén presos", dijo Pedro Paz. Priscila fue despedida a cajón cerrado debido a los golpes que recibió antes de morir.

Los restos de Priscila Paz fueron velados en su domicilio y sepultados, esta tarde, en el cementerio de Lules. Una caravana multitudinaria fue parte del acompañamiento, desde San Pablo.

Amigos, vecinos y familiares clamaron justicia por Priscila

El 22 de julio pasado Priscila salió de su trabajo en un hotel alojamiento en El Manantial. Testigos la vieron subir al colectivo para volver a San Pablo, donde la esperaba su padre Pedro Paz, pero nunca llegó.

Hasta el momento, la causa tiene nueve detenidos y una investigación con más de una hipótesis en curso. El abogado de la familia, Javier Lobo Aragón, dijo que se constituirá como querellante. 

El cadáver de la joven fue encontrado a la vera de la ruta 301, muy cerca de su casa, este martes a las 10:30 aproximadamente. El cuerpo fue identificado en la morgue judicial. "Tenía el cuerpo muy golpeado y el rostro desfigurado", dijo el letrado al salir del lugar y agregó que "fue desgarrador tener que sostener a Pedro que cayó de rodillas al ver lo que dejaron de su hija".

Pedro Paz, padre de Priscila, con su nieto en brazos, agradece el acompañamiento de la gente

Pedro, luego del sepelio y con su nieto en brazos, agradeció tantas muestras de humanidad a las cientos de personas que lo acompañaron para despedir a Priscila.

"Que se haga justicia para que ella pueda descansar en paz", fue el deseo expresado por la multitud.

Compartir

Comentarios