La última sacudida generó más "trauma" (foto: AFP).

Esta madrugada se registró un sismo de 5,9 en la zona turística de Lombok, a pocos kilómetros de la capital provincial. Pese a la magnitud, no hay riesgo de Tsunami.

La isla de Lombok en Indonesia sufrió este jueves a la madrugada el tercer terremoto en 11 días y la cifra total de muertos superó los 300, según comunicaron las autoridades. Esta vez fue de magnitud 5,9 y sacudió el noroeste del lugar, que es una zona turística, aunque sin potencial para causar un tsunami.

El 29 de julio ocurrió el primer sismo de 6,4 que dejó 16 víctimas fatales. Y este domingo se registró el segundo, de 6,9: el ministro de Seguridad de Indonesia, Wiranto, dijo causó 319 muertos.

El Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo, localizó el epicentro a 10 kilómetros de profundidad y a 23 kilómetros de la capital provincial Mataram.

Videos mostraron escombros esparcidos por las calles y nubes de polvo que envolvían edificios. En el norte de la isla, ubicada cerca de Bali, algunos conductores salieron de sus autos en rutas atascadas mientras una anciana parada en la parte trasera de una camioneta gritaba "Dios es grande".

La isla de Lombok en Indonesia sufrió este jueves a la madrugada el tercer terremoto en 11 días y la cifra total de muertos superó los 300, según comunicaron las autoridades. Esta vez fue de magnitud 5,9 y sacudió el noroeste del lugar, que es una zona turística, aunque sin potencial para causar un tsunami.

El 29 de julio ocurrió el primer sismo de 6,4 que dejó 16 víctimas fatales. Y este domingo se registró el segundo, de 6,9: el ministro de Seguridad de Indonesia, Wiranto, dijo causó 319 muertos.

El Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo, localizó el epicentro a 10 kilómetros de profundidad y a 23 kilómetros de la capital provincial Mataram.

Videos mostraron escombros esparcidos por las calles y nubes de polvo que envolvían edificios. En el norte de la isla, ubicada cerca de Bali, algunos conductores salieron de sus autos en rutas atascadas mientras una anciana parada en la parte trasera de una camioneta gritaba "Dios es grande".

La última sacudida generó más "trauma", señaló el vocero de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho.

El temblor afectó a los edificios que ya registraban daños mientras la gente salía despavorida hacia las calles, escribió en Twitter el funcionario. Sutopo pidió "precaución para garantizar que los datos sean correctos" y que los medios recurran a lo que la BNPB comunica.

"A menudo una sola víctima se registra (en fuentes extraoficiales) como más de una", remarcó. En algunos casos se usa el nombre, el apellido y el apodo de manera separada.

Fuente: Clarín.

Compartir

Comentarios