El proyecto del Presupuesto 2019 debe ser entregado antes del 15 de septiembre en Diputados.

Los ministros de Economía de 17 de los territorios nacionales mantienen reuniones con autoridades de la Nación para ser informados por los ajustes con respecto al proyecto de ley.

Recortes al Fondo Soja, unos 35 puntos nominales menos de transferencias a los programa sociales provinciales, reducción drástica de la inversión en las obras públicas comprometidas en el interior del país y reducción de las partidas para los hospitales públicos y de algunos programas de Salud de la Nación, son las primeras medidas que el gobierno de Mauricio Macri incluiría en el proyecto de ley del Presupuesto 2019 que debe enviar antes del 15 de septiembre a Diputados de la Nación para su tratamiento y aprobación.

El gobierno nacional viene sosteniendo reuniones con los ministros de Economía provinciales, para cumplir con los compromisos asumidos por el presidente Macri ante el FMI ya que tiene que recortar el gasto público en 1,2% del PBI y para alcanzar dicho objetivo pactado en la carta de intención suscripta.

Si bien el gobernador Juan Manzur ha dicho públicamente con respecto al “ajuste” en Tucumán que “No hay demasiado margen para hacerlo; además, estamos bien desde el punto de vista fiscal”, lo cierto es que las decisiones del Gobierno nacional no serán una opción para el mandatario ya que serán transferencias que directamente no ingresaran a las arcas de la Provincia. Y en el peor de los casos, como en otros distritos, deberá reorganizar sus propios gastos porque tendrá menos fondos de Nación. En todo caso, Tucumán podrá expresar su rechazo quintándole el apoyo a la votación del Presupuesto tanto en Diputados como en el Senado.

Según el diario La Nación, la Casa Rosada aceptó el pedido de las provincias de que Nación se siga haciendo cargo “de todas las transferencias no automáticas de asignación específica, que rondan unos $140.000 millones. Esas partidas financian el Fondo de Incentivo Docente, los gastos para la salud y el Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi), entre otros ítems”. Y a la vez que Edenor y Edesur serán transferidas a los presupuestos de CABA y provincia de Buenos Aires.

En donde las Provincias no tuvieron mayor éxito seria tanto en el reclamo de que Aguas y Saneamiento (AySA) la financie los gobiernos de CABA y La Plata, y en que el subsidio del Transporte el mayor costo lo tengan los gobiernos porteño y bonaerense.

El Centro de Estudios Scalabrini Ortiz, elaboró un estudio sobre Los lineamientos para el Presupuesto 2019. El diario El Zonda de San Juan reparó en el estudio recientemente y señaló aquellos ítems que afectaran a las provincias porque Nación aplicará “la tijera”: “La partida Ayudas Sociales a Personas sufrirá el próximo año un recorte nominal por $ 1.700 millones lo cual se traduce en un ajuste real de $ 7.094 millones (-22%) con respecto a 2018. La partida Ayudas Sociales a Personas sufrirá el próximo año un recorte nominal por $ 1.700 millones lo cual se traduce en un ajuste real de $ 7.094 millones (-22%) con respecto a 2018. Los Programas Apoyo al Empleo y Proyectos Productivos Comunitarios del Ministerio de Desarrollo son los más afectados. A la vez que programas de suma importancia como los REPRO que otorga el Ministerio de Trabajo para contener el empleo privado se congelan en términos nominales experimentando una importante caída en el actual contexto inflacionario. En los despachos oficiales, se prevé una disminución del 10% en el número de beneficiarios de los distintos programas sociales”.

“Se eliminan las partidas que implican transferencias para el sector privado o a las provincias, con excepción de los fondos para la Gestión del Riesgo Agropecuario del Ministerio de Agroindustria (caja habitual de la sociedad rural). Se eliminan las partidas que implican transferencias para el sector privado o a las provincias, con excepción de los fondos para la Gestión del Riesgo Agropecuario del Ministerio de Agroindustria (caja habitual de la sociedad rural)”.

“Se prevé recortar un 35% en términos nominales, es decir, que el recorte en términos reales supera el 50%. En el caso de algunos programas, las partidas para las provincias son directamente eliminadas, como en el mencionado Plan Alimentario Nacional (Ministerio de Desarrollo Social) y Plan de Madre y Niño (Ministerio de Salud) y el Programa de Gestión Educativa y Políticas Socioeducativas. Compensaciones Salariales y Ex Fondo Compensador sufre un recorte del 92%, eliminándose transferencias a las provincias excepto en lo que hace a universidades (que se reduce nominalmente un 75%)”.

“En el escenario más optimista el Gobierno Nacional estima gastar sólo $ 90.000 millones, un 3% del total, en gastos de capital. El presupuesto para 2018 estipulaba un nivel de gasto de capital en torno al 7,6% del gasto total, es decir que el próximo año el Estado Nacional tiene previsto invertir menos de la mitad de lo presupuestado para el presente. En el escenario más optimista el Gobierno Nacional estima gastar sólo $ 90.000 millones, un 3% del total, en gastos de capital. El presupuesto para 2018 estipulaba un nivel de gasto de capital en torno al 7,6% del gasto total, es decir que el próximo año el Estado Nacional tiene previsto invertir menos de la mitad de lo presupuestado para el presente. Actualizando el gasto de capital presupuestado para este año por el 17% de inflación previsto para 2019 notamos que el gasto de capital debería ser de al menos $ 246.800 millones solo para mantener dicho nivel, es decir, el ajuste real sobre la obra pública (y otros gastos de capital) ronda los $ 156.800 millones”.

“En el ámbito del Ministerio de Salud, se planea congelar nominalmente el presupuesto de los 5 hospitales que reciben financiamiento nacional, que incluye al Garraham, El Cruce de Florencio Varela, Cuenca Alta Néstor Kirchner, Dr. René Favaloro y Presidente Néstor Kirchner. El congelamiento presupuestario implica un ajuste real del 17% en las partidas hacia dichos hospitales. También se prevé un ajuste real del 19% en el Programa de Desarrollo de Seguros Públicos de Salud”.

Fuente: El Tucumano.

Compartir

Comentarios