Cecilia Paliza repasó su trayectoria y recordó a su padre.

La cantante formó parte del ciclo "Café al Pazo" y contó el extenso camino recorrido en el mundo artístico. Concientización en "Ni una Menos" y un futuro cargado de proyectos.

"La vida es una constante terapia y vas aprendiendo de las situaciones para seguir adelante", analizó la cantante Cecilia Paliza cuando comenzó la entrevista con Fernando Pazos en el ciclo de todos los jueves: "Café al Pazo". 

Hija de uno de los integrantes del legendario grupo Los Tucu Tucu, "El Chango" Paliza, Cecilia contó que comenzó a cantar a los tres años: "Mi mamá decía que tenía pañales y ya cantaba". 

El padre fue su maestro: "Es fuerte, el siempre será mi papá. Él me enseñó el respecto al escenario, al público. Me preparó para este mundo". Con lagrimas en los ojos la cantante contó que cuando ella tenía seis años, su padre dejó el grupo y cada vez que agarraba la guitarra ella corría para sentarse al lado y escucharlo. 

El Chango Paliza inauguró una peña en Acceso Norte de la capital donde Cecilia subió a las tablas por primera vez. "Empece a cantar los domingo al mediodía: ¡Ay niña¡ el primer éxito de Los Tucu y "Que se vengan los chicos"", entonó unas estrofas y rompió con el mito sobre que un cantante no puede hacerlo en la mañana. 

Escuela de música 

Cecilia tiene una escuela de canto. Niños, jóvenes y adultos aprenden sobre el oficio. "No hay que obligar a los chicos sino tienen ganas, es normal. Están en un momento de juego", dijo y opinó: "Los padres vuelcan  lo que quisieron ser ellos en los hijos. Mis alumnos lo ven en la serie Luis Miguel (que se emite por Netflix)". 

"Cantar, creen que es fácil. Pero no, todo tiene su tiempo, su maduración hay que esperar muchas cosas", resaltó y contó que a sus alumnos los aconseja: "aquí no viene nadie que le vaya mal, es muy importante, no se puede dejar de estudiar". 

Más de 30 años dedicados a la música 

Cecilia cumplió más de 30 años de carrera musical, "Veo fotos y digo, esto me pasó en esta vida, fui yo", grito sorprendida de ella. 

Hasta los 16 años estuvo al lado de su padre, hasta que ella misma forjó su destino. "Lo máximo fue llegar a Cosquin, en un concurso fui finalista pero no gané. Lo mismo Los Tucu me presentaron en el escenario mayor", relató. 

Enojada por no salir ganadora, le dijo al Chango que no quería cantar más. "Después de unos años mi papá me cuenta: dos sellos discográficos querían hacer una producción conmigo. Mi papá dijo que no, no quería cantar y después los iba a llamar. Capaz que ese no era mi camino", analizó. 

Sin bajar los brazos comenzó a incursionar en los coros como "soprano dramática". "Me doy el lujo de interpretar canciones de Valeria Lynch y Liza Minnelli por ejemplo". Pero ella quería ser como la recordada Mercedes Sosa, "En el repertorio canta de todo, semejante interprete", admiró. 

Y los recuerdos volvieron, "una vez en la peña me dice mi papá que llegó Minguito y Palito Ortega. Estaba tan nerviosa, ese día me trague un bicho: lo disimule... el show debe continuar", relató entre risas. 


Ni una menos, ni una más

Cecilia comprometida con la causa "Ni una menos" el año pasado, el día de la mujer, lanza el video de la canción "Ni una menos, ni una más" con la participación de mujeres referentes de la provincia. 

"Es una canción para concientizar. que la escribió un hombre -Nestor González-, pero la hizo como si fuera para mi, y ahora es mía", explicó. 

El año pasado en la marcha multitudinaria que albergó a miles de mujeres, el video de la canción  fue transmitida en varios momentos. 

Futuro 

Cecilia contó que el primer LP (Long Play) lo hizo en los estudios de Radio LV 12, "crecimos juntos", tiró y anticipó que hará un disco con canciones de su padre que nunca grabó. 

Un camino recorrido con su padre, el legado hecho música, eso es Cecilia Paliza que tiene mucho por delante en este mundo.

Compartir

Comentarios