Mizrahi cuestionó la decisión del Ejecutivo municipal

Según Berarducci, la Intendencia reducirá los fondos aunque "todos conocen que el Intendente había incrementado el presupuesto, por decreto, a $312 millones. A eso se le suma el 19%", explicó el concejal.



El anuncio de un veto parcial al Presupuesto de este año generó polémica entre el Concejo Deliberante y el intendente, Germán Alfaro. La reducción del Prespuesto despertó críticas en la bancada del PJ: Tucumán Crece y en los miembros de Cambiemos. 

El concejal David Mizrahi cuestionó las declaraciones del secretario de Gobierno, Walter Berarducci, quien anunció que la Intendencia reducirá los fondos para el Concejo, dos días después de que los concejales aprobaran el Presupuesto 2018, el miércoles pasado.

"Es una decisión rara atento a que la planilla que correspondía al presupuesto del Concejo se la pidió el presidente de Hacienda, José María Franco al secretario de Hacienda (Cristian Abel) y fue remitida por 381 millones, pero el Concejo la bajó a 372 que nacen de lo que se ejecutó en el año 2017, teniendo en cuenta el incremento del 19%", señaló el edil.

Mizrahi dijo no entender "cuál es la necesidad de mentir porque todos conocen que el Intendente por decreto incrementó el presupuesto y que lo que se ejecutó son $312 millones y a eso se le suma el 19%, lo que da $372 millones que es lo que realmente dice la ordenanza", explicó, negando el 60% de incremento que aducen desde el Ejecutivo municipal.  

"No sé cuál es la intención del Intendente porque no hay manifestaciones por parte de él porque habló el secretario de Gobierno. Si lo hacen al veto seguramente tendrán los fundamentos para realizarlo", agregó. 

Seguidamente, lanzó: "espero que no sea un artilugio por el cual le mientan a la gente la realidad de lo presupuestado como se hizo en el presupuesto 2017".

Mizrahi sostuvo que Berarducci no está respetando las instituciones, sino todo lo contrario está agraviando a los ediles, inclusive a los de su espacio político. 

"No entiendo cuál es la necesidad de tratar así las instituciones. Lo que veo con las declaraciones de Berarducci es que está queriendo insultar a los concejales, inclusive a los de su propio espacio", opinó.. 

Asimismo, destacó que el cuerpo por primera vez aprueba con tanta anterioridad la partida de gastos. 

"Es una situación que se plantea medio confusa y la verdad que sería bueno que se llame a recapacitar al funcionario municipal que hace estas declaraciones, o tal vez lo hace desde la ignorancia, entonces sería bueno que le pregunte a sus concejales o que le pregunte al propio Intendente", manifestó. 

Para finalizar, anticipó que en caso que exista el veto parcial, seguramenta será tratado nuevamente en sesión. "Dependerá de loos concejales de Cambiemos porque hacen falta 12 votos, si contamos con los 12 votos quedarían firmes los $372 y si no contanos con los 12 votos, el presupuesto bajará a lo que diga el Intendente", concluyó.

Por 14 votos a favor y una abstención, los concejales habían aprobado en la semana el Presupuesto en curso -a tres meses y algunas semanas de que termine el año vigente-: se fijó el total de erogaciones para este año en $ 5.549 millones (una suba del 21,5% respecto a 2017). De ese monto, $ 375 millones se asignaron al Concejo. En 2017 se produjo la misma situación: los concejales habían fijado en $ 317 millones los fondos para el funcionamiento del cuerpo. Alfaro había vetado ese instrumento y había bajado la cifra a $ 240 millones. Sin embargo, como no alcanzaba para el pago de sueldos, el intendente giró fondos por decreto-acuerdo por $ 72 millones, hasta ejecutar $ 312 millones.

Funcionarios municipales explicaron que la semana que viene se firmará el veto y se establecerá a cuánto se reducirá el presupuesto del Concejo. El artículo 30 de la ley Orgánica de Municipalidades (N° 5.529), establece que “no podrán ponerse en vigencia las ordenanzas vetadas, ni aún en la parte no afectada a un veto, con excepción de la ordenanza sobre Presupuesto, que podrá cumplirse en la parte no vetada”. Por ello, los artículos del Presupuesto 2018 no vetados sí tendrán vigencia. Para rechazar el veto e insistir con la ordenanza original se requieren 12 votos (dos tercios). Sin embargo, la oposición cuenta con 10 bancas (ocho del PJ y dos del bussismo). Sin el apoyo de Cambiemos, no podrán rechazar las modificaciones. 

Compartir

Comentarios