De Bonis fue secuestrada el pasado miércoles y herida con un mensaje en su panza.

Corina De Bonis, una de las impulsoras de una olla popular que alimenta a chicos de la localidad de Moreno, dijo que ya había recibido amenazas antes de ser raptada.

La docente del CEC 801 de Moreno Corina De Bonis, que fue secuestrada y torturada por hacer una olla popular para darle de comer a los chicos de la zona, habló este jueves y reveló que pasó un mal momento que duró "lo suficiente para asustar y mucho".

Corina no ahondo en detalles de lo que ocurrió el miércoles porque argumentó que la fiscalía que interviene en la causa le pidió que no revele detalles de ese momento porque "están investigando".

"Me subieron y pasó todo lo que saben. Ahora no puedo dar detalles de ese episodio. Pero no pude ver caras porque tenía una bolsa en la cabeza", contó.

La docente subrayó que ni ella, ni el resto de sus compañeras tienen "banderas políticas" y que hacen "todo por los pibes, no por el beneficio propio ni de nadie más".

Además, confirmó que habían recibido amenazas previas: "A los pocos días de estar haciendo lo la olla, recibimos una llamada que decía que si seguíamos jodiendo con la ollita íbamos a ser boleta. Pero no abandonamos y la seguimos haciendo. Pasaron los días y recibimos una segunda amenaza por debajo de la puerta que decía 'siguen ustedes'. Una chica tenía el auto retirado del portón y lo fue a buscar y descubre que los autos de las maestras estaban rayados, y ahí le dimos sentido a la nota".

Fuente: Minuto Uno.

Compartir

Comentarios