Imagen de una mujer con características similares a Mariana. (Foto de La Gaceta)

El fiscal que lleva la investigación, Diego López Ávila, dijo que existían indicios de que la mujer podría estar con vida. Análisis de pruebas.

Mariana González está desaparecida desde marzo del 2014. Dos meses antes había denunciado ser víctima de un abuso sexual ante la Justicia. Así lo informó ayer su madre, Neri Corbalán, quien agregó que su hija había acusado a cuatro hombres.

La Fiscalía que lleva el caso -IV Nominación- determinó allanamientos en diferentes domicilios, donde se encontró droga. El caso derivó en la intervención de la Justicia Federal, al tratarse de un delito complejo, y fueron vinculados integrantes de “Los Garras”, una banda conocida por su posible asociación con los estupefacientes en la zona sur de la capital tucumana. 

El fiscal Diego López Ávila, titular de la Fiscalía IV, confirmó el miércoles que existían indicios de que Mariana podría estar con vida y dentro de la provincia.  

Los especialistas analizaron unas filmaciones de la terminal de ómnibus, en la que se observa a una persona con características físicas similares a las de la mujer, sin embargo Corbalán dudó. 

También se realizó un seguimiento de la Tarjeta Ciudadana -se utiliza para el transporte público de pasajeros-, y se analizaron los registros del sistema provincial de salud, ya que habría sido atendida en diferentes centros sanitarios, como el policlínico de Banda del Río Salí. La joven, de 35 años y madre de tres chicos, padecía una adicción a la “Nubaína”, un fuerte analgésico. La investigación continúa y esperan novedades para los próximos días. 

Compartir

Comentarios