Camuñas, de 41 años de edad, hace más de 10 años que se desempeña en la función pública.

El fiscal federal Pablo Camuña aportó su visión respecto al rol que le cabe a la Justicia. Consideró que la misma atraviesa por un proceso crítico, y es necesario un cambio que permita “dar un salto hacia adelante”.

 

Delitos de narcotráfico, lavado de activos, trata de personas, evasión fiscal. Estos son algunos de los puntos que forman parte del trabajo cotidiano que debe desempeñar la Justicia Federal.

Dentro de ese marco, el 80% de las causas están relacionadas con el tema drogas, según explicó el fiscal federal Pablo Camuña que visitó LV 12 Radio Independencia para participar del ciclo “Café al Paso”, conducido por el periodista Fernando Pazos.

Entre las tareas, también sumó a la lista los delitos ambientales en caso de que el daño sea interjurisdiccional. Camuña puso como ejemplo el caso de ingenios tucumanos que contaminaron ríos de Santiago del  Estero.

“He nacido en San Miguel de Tucumán. He vivido en distintos lugares porque mi padre trabajaba en  ingenios azucareros”, comenta el doctor. Recuerda su etapa de infancia en Salta y también en Monteros, hasta que se radicó definitivamente en la capital tucumana.

Camuña, de 41 años de edad, estudió derecho en la UNT, en donde también realizó el postgrado en Derecho Penal.  “De estudiante y con un grupo de personas empezamos a cristalizar una forma de ver el derecho”, comentó. “Eso nos ha llevado a todos por distintos lugares y creo que hemos mantenido una visión de qué es el derecho y para qué sirve: una herramienta para el cambio y que le pertenece a todos”, aseveró.

Empezó su carrera en la sociedad civil en organizaciones no gubernamentales. Se formó en la temática relacionada con los Derechos Humanos. Hace más de 10 años que forma parte de la función pública.

A la hora de hablar de los juicios de Lesa Humanidad que tuvieron lugar en Tucumán, Camuña destacó lo emblemático de estos procesos. “Cuando estudiaba esto parecía imposible y hoy hemos terminado el decimosegundo juicio”, haciendo referencia al Operativo Independencia. Puntualizó que esa cusa tuvo un debate que se entendió durante un año. “Me tocó estar ahí representando al Ministerio Público Fiscal”, expresó.  El fiscal lo calificó como “uno de los procesos quizás más identitarios de la Provincia porque acá el terrorismo de Estado comenzó un año antes que el resto del país (en febrero del 1975 durante el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón).

En materia de Derechos Humanos  dijo que aún queda un largo camino por recorrer. Estimó que hay cerca de 2500 víctimas con causas judiciales registradas que se están tramitando. “También estamos con mucho esfuerzo puesto en la búsqueda de inhumaciones clandestinas de cuerpo de desaparecidos y en apropiación de niños durante la dictadura”, manifestó. En ese punto mencionó el caso del nieto recuperado 128 que es tucumano. “Ha sido un trabajo muy gratificante por su resultado”, celebró.

Camuña comenzó a ejercer como Fiscal Federal en el año 2015. “Mi primer juicio fue contra dos personas que eran administradores del ingenio La Trinidad”, recordó respecto al primer proceso por contaminación que se dio en Tucumán.  Sobre la causa, comentó que si bien ya hubo dos fallos absolutorios, insistieron ante el Tribunal de Casación y “eso está por resolverse”.

Consultado sobre la situación de las causas relacionas con drogas en la provincia, dijo que el trabajo “es mucho y muy variado”. ”Hace poco terminó el juicio que se conoció como Trayan donde se condenó a seis personas”, manifestó. “ Estamos con una agenda de aproximadamente nueve juicios de organizaciones narcocriminales mas sofisticadas para el próximo año y medio” añadió. El fiscal sostuvo que se trata de un volumen de trabajo “bastante alto”. Y a la par de esos procesos deben responder a  la necesidad barrial que representa la problemática del narcomendueo.  “El transa que vende en dosis drogas, en general de baja calidad, y que causa un impacto muy fuerte en la sociabilidad”, explicó. “Tenemos muchas denuncias sobre eso”, agregó el doctor.

Respecto a la situación del narcotráfico en la Provincia, Camuña clarificó “acá hay consumo, y hay organizaciones que operan y han operado desde Tucumán hacia otras provincias”. Y además analizó que “estas bandas existen porque hay movimiento económico, y si hay movimiento económico es porque hay demanda”.

Otra de las temáticas que preocupa a la sociedad es la trata de personas. En ese sentido, el fiscal dijo que la problemática “va variando sus formas. Se va disfrazándose cada vez más, va mutando”. “Hoy por hoy estamos viendo sobre todo casos privados que son difíciles de detectar y de investigar. Ya no hay esa trata medieval, porque se iluminó la sociedad y empezó a ver algo antes que no veía “, sostuvo. Reconoció en ese aspecto a la tarea desarrollada por . Susana Trimarco “Tuvo un trabajo muy importante en la visibilizacion de la problemática”, admitió.

También mostró su inquietud ante la trata laboral. “Las situaciones de esclavitud se siguen presentado con  maneras bastantes alarmantes”. Citó el ejemplo de investigaciones en ladrilleras, madereras, citrícolas, y situaciones que padecieron trabajadores de la frutilla. “Hay mucho para investigar”, dijo.

Por último, no escapó a la pregunta respecto al rol que viene cumpliendo  la Justicia en la actualidad. “Está en un momento crítico, y creo que tiene cambiar. Dar un salto hacia adelante. Dejar de hacer algunas cosas y empezar a hacer otras que no hace hoy por hoy”, reflexionó Camuña. “La sociedad le está prestando demasiada atención a la justicia. Hay algunos puntos de necesidades que la justicia a veces no puede satisfacer”, concluyó.

Compartir

Comentarios