La escultura fue abandonada en medio de una calle de tierra.

La estatua fue encontrada en la zona de Villa Muñecas. No descartan que empleados municipales estén vinculados a la causa. Allanamientos.

Un rostro, un dominio, y una mancha de sangre podrán ser clave para determinar quien robo en el mes de agosto la estatua “Meditación” del Parque 9 de Julio.

La pieza fue encontrada ayer en Villa Muñecas y revivió  las sospechas de que empleados municipales estarían involucrados en el hecho. “Bajo ningún aspecto el caso está cerrado”, dijo Adriana Giannoni fiscal que lleva la investigación.

La fiscala citó a declarar como imputado a Rufino Valdiviezo, jefe del Departamento de Seguridad de la repartición. Lo acusó de incumplimiento a los deberes de funcionario público, al considerar que no había hecho la denuncia en tiempo y forma de la sustracción de la pieza (lo hicieron una semana después). Un testigo responsabilizó a las autoridades municipales de no haber hecho la denuncia de inmediato. 

"Meditación” fue ubicada misteriosamente, ayer, en Federico Helguera al 2.300. Encontrarla en medio de una calle de ripio de Villa Muñecas sirvió para descartar que el ladrón tuviera previsto llevarla a otra provincia. “El martes realizamos unos allanamientos y misteriosamente fue encontrada ayer –miércoles-“, analizó la fiscal.

Hay pruebas que fueron enviadas a la provincia de Salta para obtener resultados certeros una de ellas es el análisis de la sangre encontrada como el de las imágenes de cámaras colocadas en locales de la zona. "Durante la madrugada desplegamos otras medidas", reveló Giannoni. 

La escultura fue traída de Europa por Juan B. Terán y la colocaron en el espacio verde en 1927. Se estima que la estatua tiene un valor de $200.000.

Gianonni ya entregó a la Municipalidad de la capital la Meditación para que vuelvan a ubicarla en el lugar que corresponde previa restauración ya que está dañada en algunos sectores.

Compartir

Comentarios