La bebé que no quiere comer la papa y lo explica con sus gestos.

El video de Angelina se viralizó en las redes sociales. Su mamá contó que no podía quedar embarazada y llegó su pequeño "milagro".

Tiene 21 millones de reproducciones y fue compartido 630.000 veces, lo levantaron los medios y el video de Angelina imitando a su mamá y negándose a comer se esparció, sin control. Su mamá Carolina Padilla cuenta la historia detrás de su bebé “youtuber”.

Hace un año que intentaban tener un hijo. Luego de ver un especialista, Carolina recibió la peor noticia: tenía anovulación crónica (no ovulaba), una causa común de infertilidad. "Me dijeron que, clínicamente, era imposible que quedara embarazada de manera natural. La verdad, fue difícil. Lo primero que hubo que asimilar fue esta idea de 'no poder'", contó Carolina en a Infobae. "En ese momento pensé: 'bueno, hasta acá llegamos' pero un tiempo después me di cuenta de que no había una única forma de ser madre y que todavía teníamos alternativas".

Con su pareja decidieron hacer el tratamiento de alta complejidad. Se prepararon durante ocho meses y lograron generar cinco embriones. Fue a mediados de 2016 que le implantaron dos embriones: ninguno prendió. Habían quedado otros para volver a intentar una transferencia "pero yo me había bajoneado tanto que no quise saber más nada -sigue-. Es una situación que te desestabiliza mucho emocionalmente. Empecé a pensar: 'bueno, por algo no fue', y tratamos de seguir con nuestras vidas".

Diez meses después, fue a un control ginecológico de rutina. "El médico me dijo: '¿Ves ese punto negro en el monitor?', y yo pensé: 'Listo, tengo un tumor'". El médico siguió: 'Caro, estás embarazada'. Yo lloraba y le decía: 'No puede ser, no puede ser, vos sabés que no puede ser". Hasta que me interrumpió: '¡Hace 35 años que me dedico a esto, te estoy diciendo que estás embarazada! Recién ahí miré el monitor y caí en la cuenta: lo que no podía ser, de repente era".

Llamó a su marido y le dijo: “Te llevo un regalo: la primera foto de nuestro hijo”. Angelina -así se llamaba la abuela de Gustavo- nació el 4 de julio de 2017. Le sacaron fotos y grabaron videos caseros desde su nacimiento para que pudiera verlos cuando creciera. Y fue en ese contexto que el martes pasado grabó el video que se volvió viral y cambió el curso natural de sus vidas.

"Lo puse en Facebook en privado, para que lo vieran nada más que mis contactos", cuenta ella, todavía incrédula. Fue una amiga la que detectó que la nena comía yogur y le pidió que lo pusiera "público" para tirarse el lance de mandarlo a la marca. "De paso, se lo mandó a Tinelli, no me dijo nada". Dos días después de haberlo grabado, Marcelo Tinelli lo compartió en su cuenta de Facebook: "¿No es muuuy linda? Me mata!!!", escribió.

De repente más de 37 mil comentarios y de casi todo el mundo contó sobre la “calidad” del tiempo que le da a su beba. “Un rato para jugar, cantar, dejar de mandar mensajes, inflar globos, jugar con la perra, correr alrededor de la mesa. No sé…ser adultos y animarse también a parar y jugar en medio de la vorágine diaria".

La mayoría coincidía: pedían que subiera videos nuevos. Fue el tío de Angelina, que vive en España y trabaja en Publicidad, quien pensó la idea de la "beba youtuber" y abrió un canal al que bautizó "AngyTuber Kid ́s".

La empresa de yogures se comunicó y le mandó productos y, como ya superaron las 4.000 horas de visualización y triplicaron la cantidad de suscriptores requerida, pronto empezarán a recibir dinero. A ella le parece una buena idea: entre los sueldos de Carolina y Gustavo suman 30.000 pesos al mes y su ilusión es que sea una entrada "extra" de dinero para trabajar menos horas y estar más tiempo con su hija.

Compartir

Comentarios