Se aconseja a los padres tener extremo cuidado con los menores.

La División Lacustre de la Policía reforzó la presencia de efectivos en los distintos balnearios de la provincia. El jefe de esa área, comisario Mario Herrera, explicó además que las zonas de El Cadillal, San Pedro de Colalao y  Quebrada de Lules están incluidos en el Operativo Verano.

“En diciembre aumentamos la cantidad de efectivos debido a que muchos tucumanos llegan al balneario de El Cadillal a pasar el día, este es el más visitado” indicó el comisario y recomendó tener en cuenta que “los lugares habilitados para el ingreso de personas al agua están identificados” y que es fundamental respetar estas señalizaciones para “evitar cualquier inconveniente”.

Al respecto agregó que en el caso de El Cadillal, solo está permitido bañarse en la zona conocido como el Anfiteatro, y previno a la sociedad que aunque haya diferentes ingresos alternativos no accedan ya que hay sectores con muchas irregularidades en el suelo y con una profundidad que supera los tres metros.

Si bien el balneario cuenta con la presencia de policías y rescatistas,  Herrera, aconsejó a los padres tener extremo cuidado con los menores: “los chicos no deben ingresen solos al agua, siembre deben estar bajo supervisión y contar con todo tipo de seguridad”.

Asimismo, el jefe policial informó que el trabajo de la División Lacustre se complementa con el Operativo Verano, que comienza este 1 de enero y que consiste en reforzar los controles viales y de alcoholemia con el fin de evitar incidentes y accidentes.

Compartir

Comentarios