Angelici pidió el cambio de horario por la celebración del Shabat.

Daniel Angelici demostró su disconformidad por la hora estipulada por Conmebol que coincide con una celebración de la comunidad judía. Por respeto pedirían postergar el encuentro.

Apenas pasaron unos minutos de la confirmación de los cambios de fechas de las finales de la Copa Libertadores de parte de Conmebol para que tuvieran la primera voz de peso en contra: nada menos que el presidente de Boca, Daniel Angelici, uno de los clubes involucrados.

Aunque los encuentros estaban pautados originalmente para los miércoles 7 y 28 de noviembre, la confederación sudamericana anunció anunció este jueves que serían los sábados 10 y 24 a las 16. Pero Angelici dijo que no quiere esas fechas "por respeto a los hinchas de Boca de la comunidad judía que festejan Shabat".

 

En diálogo con Radio La Red, el Tano postuló: "Somos muy respetuosos de la colectividad judía y Boca no quiere jugar el sábado 24 por respeto a la cantidad de socios que no podrán estar presentes. Hablaré con Rodolfo D'Onofrio para ponernos de acuerdo y encontrar alguna variable para jugar el partido en un horario que beneficie a todos".

Las declaraciones trajeron críticas en las redes sociales porque Boca viene jugando los sábados (con Rosario Central y Gimnasia) y lo hará el próximo frente a Tigre, aunque a las 20.

 

Antes de que se conociera la decisión oficial de Conmebol y mientras se rumoreaba que se iba a correr la fecha de la primera final para el sábado, Uriel Sadrinas, uno de los responsables de BoKasher, el local de comida judía de la cancha de Boca, escribió en Facebook un texto dirigido a Rodolfo Donofrio y Daniel Angelici.

 

"La colectividad judía, tanto de River como de Boca, repudia enfáticamente que un evento de una magnitud inigualable como la final de la Copa Libertadores se juegue los días sábados a la tarde, dejando afuera a miles de hinchas de los dos lados, Es sabido por razones religiosas de público conocimiento que no podríamos asistir. Es una final que se da por primera vez en la historia, esperamos que sepan comprendernos y seamos tenidos en cuenta. Los saludamos atentamente. Hinchas, socios y simpatizantes de Boca y de River", escribió. Esto habría activado la reacción del presidente de Boca.

 

Respecto de la presentación del Gremio, que aún debe resolverse y amenaza con romper la fiesta del Superclásico, Angelici opinó que "los partidos se pierden y se ganan adentro de la cancha". "Después la Conmebol deberá definir las sanciones correspondientes. River ganó bien y será una final muy difícil", expresó.

 

 

"Hemos hablado hoy y vamos a mandar una carta. Somos respetuosos de todas las religiones, pero también sabemos que es la única que tiene una restricción de no tener actividades. En Boca hay muchísimos socios judíos, por eso fuimos el primer club en poner un puesto kosher. No entendemos por qué no podía ser el domingo 11 y el 25. Puedo entender el horario por un tema de televisión y seguridad, pero también podría ser los sábados después de las 21 horas cuando la colectividad pueda participar del evento", dijo en otra entrevista a Fox Sports.

 

Qué es el Shabat

Es el séptimo día de la semana es a su vez el día sagrado de la semana judía. El shabat se observa desde el atardecer del viernes hasta la aparición de tres estrellas en la noche del sábado. Según las prescripciones de la Torá, debe ser celebrado en primer lugar mediante la abstención de cualquier clase de trabajo. La celebración está prescrita entre los Diez Mandamientos recibidos por Moisés, así como una fiesta semanal.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios