Amazon Go, la sucursal física de la poderosa compañía.

Tras el desembarco de la cadena Amazon Go, el supermercado Walmart anunció avances en las formas de pago electrónico para no perder terreno en el mercado.

Walmart se despertó de su letargo y salió a disputarle con todo al gigante del comercio electrónico Amazon. Mientras tanto, la firma comandada por Jeff Bezos tampoco pierde el tiempo y sus últimas inversiones están orientadas a crecer en el sector de retail donde no piensa dejar terreno por ocupar. La guerra está declarada y el premio es nada menos que el comercio mundial.

En primer término, esta semana Walmart anunció que abrirá su primer supermercado inteligente sin cajas ni puntos de pago en la localidad de Dallas (Estados Unidos). De esta manera el cliente realizará su compra a través de una aplicación para smartphone que le permitirá hacer su lista de compra virtual y realizar el pago sin necesidad de pasar por una caja. Algo muy similar a lo que ya ofrece Amazon con su, por ahora, acotada cadena Amazon Go.

Sin lugar a dudas la cadena de supermercados de origen norteamericano dio un vuelco en sus estrategias de inversión, por lo que sus últimas adquisiciones estuvieron dirigidas a crecer y en el segmento del comercio electrónico y la entrega de productos.

Incluso recientemente el gigante minorista de Estados Unidos compró el 77% del sitio de venta en línea indio Flipkart por 16.000 millones de dólares, esta fue la compra más grande a nivel mundial en el sector del comercio electrónico, según analistas.



Hasta aquí Walmart busca diferenciarse de Amazon porque sus compradores pueden optar por ir a buscar sus pedidos en las múltiples tiendas físicas que posee. Al tiempo que apuesta a captar aquellas compras de oportunidad de los usuarios cuando asisten a los supermercados.

En la otra vereda Amazon mira de cerca la estrategia de la cadena de supermercados y por eso, a pesar de liderar en la venta on line, busca ahora crecer en tiendas físicas. Sin ir más lejos el año pasado compró la cadena de productos naturales y orgánicos, Whole Foods, por la que desembolsó nada menos que u$s13.700 millones y de esta manera se quedó con 460 tiendas (distribuidas en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido) y 90.000 empleados.

Jeff Bezos no da el brazo a torcer en esta lucha y en más de una oportunidad dijo que su objetivo es que Amazon sea "el supermercado de todos los productos" y por eso no se conforma sólo con el comercio electrónico. De esta manera se explica su intención de comprar una parte minoritaria de la cadena de supermercados india Future Retail por la que desembolsaría poco más de 35 millones de dólares y de esta manera pondría un pie en uno de los mercados emergentes de mayor proyección de mundo.

Sin dudas, la guerra entre estos dos gigantes está declarada, sólo resta seguir de cerca las millonarias inversiones que se vienen para saber quien se quedará con el primer premio.

 

Fuente: Ámbito Financierio

Compartir

Comentarios