El plantel de Central partirá a las 20.30 hs a Tucumán.

Por el conflicto en Aerolíneas, la delegación estuvo a punto de no poder viajar a la provincia. Finalmente, la Superliga se hizo cargo de conseguirle un traslado.

El partido entre Atlético y Rosario Central corrió riesgo de postergación debido a que el vuelo de Aerolíneas Argentinas que debía trasladar a la delegación canalla rumbo a esa capital norteña fue cancelado debido a la medida de fuerza que mantienen desde esta mañana los trabajadores de la empresa estatal.

Después de una tensa del micro que trasladaba a los futbolistas en un parador de Pacheco, retomaron el viaje a Buenos Aires. Lo hicieron cuando se confirmó que se dirigirán a Tucumán en un charter, sorteando así la dificultad que les generó el conflicto en la compañía aérea estatal y que hizo que se cancelara el vuelo que tenía previsto llevarlos a la capital salteña. 

Dirigentes auriazules contactados por La Capital confirmaron que el vuelo de Aerolíneas programado par las 17.35 se encontraba cancelado y que aguardarían para decidir los pasos a seguir. Así fue como, tras esperar la determinación de la Superliga, decidieron que se volara en un vuelo de alquiler, más caro, pero que garantizaría que el plantel esté en San Miguel de Tucumán esta noche.

Compartir

Comentarios