El juez federal Sergio Torres lo dispuso luego de considerar que en el expediente están reunidas pruebas y testimonios suficientes para clausurar la etapa procesal.

Victoria Xipolitakis irá a juicio oral junto a los dos pilotos de la aeronave que la invitaron a la cabina, le permitieron despegar un vuelo de Austral y aparecieron en el escandaloso video difundido por la vedette. El juez federal Sergio Torres lo dispuso luego de considerar que en el expediente están reunidas pruebas y testimonios suficientes para clausurar la etapa procesal. El caso, por el que podrían condenarlos hasta a ocho años de prisión por poner en riesgo un vuelo de Austral, quedó en manos del Tribunal Oral Federal 4, integrado por los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Néstor Costabel.

Tanto Xipolitakis como los pilotos implicados, Patricio Zocchi Molina y Federico Soaje, están procesados por poner en peligro la seguridad del avión Embraer 190 en el vuelo AU 2708, que unió Buenos Aires con Rosario el 22 de junio del año pasado. Por el delito del que se los acusa, se prevé una pena de dos a ocho años de cárcel para aquel que "a sabiendas ejecutare cualquier acto que ponga en peligro la seguridad de una nave, construcción flotante o aeronave”, según establece el artículo 190 del Código Penal.

"Ambos pilotos mantuvieron conversaciones no esenciales con Xipolitakis y además permitieron que operase el acelerador del avión durante la fase crítica de despegue", sostuvo el fiscal federal Claudio Rívolo en el requerimiento presentado para enviar la causa a juicio oral. Y precisó que los videos obtenidos "ratifican de manera certera" que la vedette "operó el acelerador y que Soaje fue quien le indicó 'cómo y cuándo acelerar', 'si había que acelerar más y cuándo 'soltar'". En las grabaciones, extraídas del celular de Xipolitakis, también quedó en evidencia “la preocupación de Zocchi Molina” en frases como "esto no va directo a Showmatch, no?", o "mirá Vicky, yo me voy a hundir pero vos te venís conmigo".

En esta misma línea, Rívolo señaló que "no cabe duda que el riesgo de la actividad, en este caso particular, se ha elevado de manera exorbitante por sobre el permitido, en perjuicio de la seguridad operacional” y que "la conducta profesional, instruida, practicada y llevada adelante por los pilotos en vuelos anteriores y conforme narran sus legajos, fue para el vuelo AU 2708 completamente incumplida en términos de seguridad por el desprecio a la normativa".

En noviembre del año pasado, Vicky fue procesada y embargada por 250 mil pesos. Consultada por esta situación, en marzo de este año aseguró que quería ir a juicio oral para "enfrentar a la Justicia cara a cara".

Compartir

Comentarios