Shaquille O'neal, ofreció una clínica de básquet en Cuba, como parte de un programa para promover la cooperación entre la isla y Estados Unidos.

"Es un sueño estar aquí como embajador del deporte para estrechar aun más las relaciones entre Cuba y Estados Unidos", afirmó O'Neal.

"Amo a Cuba y a su gente; por eso es muy bueno que a través de deportes como el béisbol, el fútbol y el básquetbol sea una realidad este acercamiento entre ambas naciones", agregó.

O'Neal, de 44 años, jugó durante 19 temporadas en distintos equipos de la NBA, de la que es el séptimo máximo goleador de la historia de esa liga y cuyo Salón de la Fama integra.

El también campeón olímpico y mundial viajó a La Habana como enviado del Departamento de Estado norteamericano, en el contexto del histórico descongelamiento de la relación bilateral, anunciado por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama en diciembre de 2014.

Télam

Compartir

Comentarios