El opositor apuntó contra el presidente bolivariano, por las amenazas de despedir a trabajadores del sector público que firmaron la solicitud de un referéndum revocatorio.

El líder opositor venezolano Henrique Capriles acusó al mandatario Nicolás Maduro de violación de los derechos humanos por la amenaza de despedir a trabajadores del sector público que firmaron la solicitud de un referendo revocatorio en su contra, y juzgó inmoral que se le entregue la presidencia del Mercosur a Caracas. 

Capriles dijo que un gobierno que incurre en esa violación no puede presidir una instancia internacional que pide respeto a los derechos humanos. 

"Hasta que Maduro no respete la Constitución no debe ejercer la presidencia de ninguna instancia internacional. Es inmoral que se le entregue la presidencia de Mercosur, una organización que tiene cláusulas democráticas, las cuales deberían aplicárselas por pisotear constantemente los derechos del pueblo", subrayó en un acto en la región central de Miranda, donde ejerce como gobernador. 

Capriles, impulsor del referendo, criticó las aseveraciones hechas por el dirigente oficialista y alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, quien señaló que por órdenes de Maduro fueron citados cinco ministros para establecer de "forma categórica" que no puede haber en cargos directivos en ministerios, en instituciones públicas, en gobernaciones y alcaldías, personas que "estén en contra de la revolución bolivariana y del presidente". 

Versiones de prensa dijeron que alrededor de 4.000 funcionarios de cargos gerenciales y directivos formarían parte de este grupo, refirió DPA. 

Capriles sostuvo que amedrentar y acosar a los trabajadores es inconstitucional, pues todo venezolano "tiene derecho al voto y si tiene derecho al voto, tiene derecho a revocar". 

La oposición espera una fecha para la segunda recolección de firmas, con un mínimo de casi cuatro millones, o 20 por ciento del padrón, para activar la medida destinada a destronar a Maduro.
  Fuente: Télam.   E.C

Compartir

Comentarios