La Dirección General de Drogas Peligrosas de la Policía realizó tres allanamiento en casas del barrio “Trulala”, los cuales dejaron como saldo la detención de una mujer de 35 años, el secuestro de cocaína y elementos relacionados al fraccionamiento y comercialización de la droga.

Las medidas fueron ordenadas por el Juzgado Federal Nº II a cargo del juez Fernando Poviña, y ejecutadas en conjunto por efectivos de la Di.Ge.Dro.P y Gendarmería Nacional. “Se solicitaron tres medidas luego de una investigación que realizamos por denuncias de los vecinos, quienes indicaban que en esos domicilios se dedicaban a la venta de estupefacientes”, explicó el comisario Luis Dádamo, subdirector de Drogas Peligrosas.

Asimismo, el jefe policial especificó que, al realizar la requisa correspondiente en una habitación de los lugares investigados, los policías encontraron una caja que, en su interior, guardaba 350 envoltorios de cocaína, más conocidos como “ravioles”. También secuestraron más de $4.000 y varios elementos vinculados al fraccionamiento y venta de sustancias, como ser: tijeras, balanzas, anotaciones, papel glacé, bolsas y licuadoras.

La mujer detenida, de 35 años, cuenta con antecedentes policiales y ya se encuentra a  disposición de la justicia.

Compartir

Comentarios