Un efectivo del Sistema de Emergencias 911 recibió un disparo en la cabeza y permanece internado en el Hospital Padilla, en grave estado. El Gobernador fue al hospital y se interiorizó sobre el estado de salud del efectivo. Por el hecho, cuatro delincuentes fueron aprehendidos.

Un efectivo del Sistema de Emergencias 911 recibió un disparo en la cabeza y permanece internado en el Hospital Padilla, en grave estado. El Gobernador Juan Manzur fue al hospital y se interiorizó sobre el estado de salud del efectivo.  La Policía secuestró cuatro armas y un automóvil en el cual se movilizaban los delincuentes.

El operativo se inició minutos antes de las 14, cuando los cuatro malvivientes intentaron asaltar a un repartidor de mercadería que se encontraba dentro de un camión en la intersección de avenida Néstor Kirchner y calle Lincol. La víctima fue quién alertó a la Policía a través del sistema de Emergencias 911. En ese momento dos patrulleros se dirigieron al lugar e iniciaron la persecución. En la intersección de calle San Lorenzo y Adolfo de la Vega los delincuentes protagonizaron un violento tiroteo contra los efectivos para evitar ser detenidos. Una de las balas impactó en la cabeza del efectivo Juan Vides, de 35 años, perteneciente a la división Patrulleros y Motoristas del 911. El oficial fue trasladado de urgencia al Hospital Padilla, donde permanece internado y pelea por su vida.

Finalmente, y tras una intensa persecución, los efectivos lograron interceptar a los delincuentes en el interior de una estación de servicio ubicada en avenida América y San Martín. Allí los policías incautaron dos revólveres y dos pistolas que habría utilizado la banda para perpetrar los asaltos. Además, secuestraron un automóvil Renaul Logan negro en el cual se movilizaban.

Los detenidos y las armas secuestradas quedaron a disposición de la Justicia.

Fuente: Secretaría de Estado de Comunicación Pública.

Compartir

Comentarios