"Después de una elección siempre hay chisporotazos, pero esto es algo que el tiempo va ir curando las heridas", expresó el concejal Agustín Romano Norri, quien dejó en claro que el objetivo del partido es llevar a José Cano a la gobernación de Tucumán.


El concejal Agustín Romano Norri hizo un análisis de las elecciones internas de la Unión Cívica Radial (UCR), donde se elegieron las autoridades del partido. 

"Es importante para el radicalismo que hayamos elegido nuestras autoridades y de que ahora nos sentemos a trabajar las diferentes listas para el 2017 y para que en el 2019 lo pongamos José Cano en el sillón de Lucas Córdoba", señaló el edil.  

Respecto a las diferencias que se hicieron visibles a partir de las listas que se presentaron en los comicios, dijo que "nosotros tenemos que entender que la UCR trasciende a las personas y tenemos que acompañar y trabajar con nuestras diferencias, pero que el objetivo es uno sólo que es ganar la provincia", reiteró. 

Por último, desmintió cualquier división dentro del seno del radicalismo. "De ninguna manera hay fragmentación, obviamente después de una elección siempre hay chisporotazos, pero esto es algo que el tiempo va ir curando las heridas y en las próximas semanas estaremos asumiendo todos en conjunto y llevando adelante al radicalismo adónde tienen que estar, que es conduciendo la oposición en la provincia, pero queremos ser la alternativa que gobierne Tucumán y que termine con 16 años del Frente para la Victoria", lanzó el concejal.  

G.I

Compartir

Comentarios