José del Río confirmó a LV12 que dejó de representar a la familia del sacerdote, que fue encontrado ahorcado la semana pasada dentro de la parroquia de La Florida. La opinión del letrado acerca del caso. El Dr. Juan Robles tomaría el causa.


El abogado José del Río dejó de representar a la familia del cura Juan Viroche, quien fuera encontrado ahorcado la semana pasada dentro de la iglesia de La Florida.

"En el día de la fecha dejé de ser abogado patrocinante de la familia Viroche. No puedo hacer alusión a los motivos por una cuestión que queda reservado en el secreto profesional", confirmó a LV12 el letrado y no descartó que la familia decidiera alejarlo del caso por las declaraciones que había realizado donde había avalado la hipótesis del suicidio.

Ante la consulta de si el cura se habría suicidado, Del Río respondió: "en realidad yo soy un testigo más de esta causa que he tenido oportunidad de chequear, de observar y de seguir las medidas de prueba que el fiscal ha dispuesto en este caso. Estoy hablando de la reconstrucción del hecho que se hizo el día viernes a la noche, tratando de reproducir el escenario y la mecánica del hecho, siempre hablando de una hipótesis".

En este sentido, sostuvo que "en realidad esta causa presenta varias hipótesis: homicidio, suicidio inducido, y suicido voluntario. En mi consideración, yo había expresado de que me parecía que la causa se inclinaba hacia la hipotesis de un suicidio, no lo daba de modo concluyente a mi opinión, pero había puesto de manifiesto que era una opinion provisoria, que podía variar de acuerdo a si la causa sumaba un nuevo elemento que produzca un giro inesperado", explicó. 

Asimismo, el doctor señaló que "no hay que descartar que proximamente se van a acercar los distintos informes telefónicos que se han requerido, así que va a ser una tarea ardua para los peritos, pero creo que podrían arrojar algo".

Para el letrado, "no hay que descartar nada aún, la investigación es incipiente y todavía al fiscal le quedan por disponer muchas medidas probatorias para poder corroborar lo que pasó". 

Por último, opinó que "el caso se ha magnificado por la persona que se encuentra involucrada, es un miembro de la iglesia, estamos hablando de un sacerdote donde la opinión pública cree que realmente no podría haber cometido tal hecho, y también porque esta persona era un activista contra la droga que había propuesto una lucha incansable", manifestó. 

G.I

Compartir

Comentarios