Según el abogado Mario Baudry, quien estuvo en Tucumán, interiorizándose del avance de la investigación por la muerte del sacerdote de La Florida. La denuncia de Viroche "iba a causar mucho revuelo dentro de la localidad, del ámbito político y policial".


En diálogo con LV12, el abogado asesor de la familia Viroche, Mario Baudry sembró varias dudas en torno a la muerte del cura Juan Viroche, quien fue encontrado ahorcado en el interior de la parroquia de la localidad de La Florida.

El letrado, que estuvo en la provincia interiorizándose  de la investigación, asegura que la muerte del sacerdote está relacionada a un homicidio y no a un suicidio como indican.  

"Esto es un homicidio que trataron de encubrirlo con un suicidio no hay duda de eso. Dentro de mi experiencia, hay un montón de elementos que van a determinar que es un homicidio. La persona que lo hizo preparó la escena del crimen, o sea tiene mucho conocimiento de medicina forense, sabe como es un suicidio, sabe como tiene que ahocar a una persona. La iglesia estaba abierta, había signos de violencia, de peea dentro del lugar, el padre perdió sus anteojos al ingreso de la iglesia", contó el  doctor, respecto a elementos que hacen a la causa. 

Según Braudy, en sus 28 años de experiencia, nunca vió que una persona que se suicida ahorcándose arroje sangre como había en el lugar. "El manual te dice que sí hay sangre cuando se produce la rotura de vértebras, los vasos, pero en mi experiencia es la primera vez que lo veo, técnicamnente es posible, en mi experiencia nunca lo ví".

Asimismo, sostuvo que "lo que está claro es que murió ahorcado, el problema es que murió violentamente porque tiene una rotura de su cuello y supuestamente los peritos dicen que eso hace emanar sangre y murió asfixiado por la horca, lo normal es que tampoco se rompan los cuellos, el cuerpo tiene que caer con mucha violencia para que eso ocurra. En este caso, la distancia entre la soga y donde estaba su cuerpo no había posibilidad de que se le rompiera el cuello como estaba, salvo que lo empujes". 

Para Baudry, "a él lo deben haber sorprendido a la entrada porque estuvo chateando hasta las 4.30 en su facebook y tenía tres horas de muerto cuando lo encontraron a las 8 supuestamemnte. Y como ya tenía varias amenazas que la policía no la había tomado, algunas sí, otras no, es muy factible que pensó que lo podrían asustar, entonces fue y perdió sus anteojos en el forcejeo de la entrada".

La denuncia

Según el abogado, "acá estamos hablando de narcocriminalidad dentro del sistema político y policial de esa localidad". 

En este sentido, confirmó que "el padre iba a hacer una denuncia muy dura que aseguraba que "en el barrio tomaban a menores que las inducían al paco, una vez que las hacían adictas, después las hacían trabajar en la ruta con los camioneros. Eso es lo que iba a denunciar el padre al día siguiente, y lo conocen varios sacerdores y varios allegados al padre, con lo cual es una denuncia muy dura porque iba a dar nombres y apellidos, que iba a causar mucho revuelo dentro de la localidad, en el ámbito político y policial. El motivo estaba, la esperticia para hacer este tipo de homicidio tambien está porque hay un montón de cabos sueltos que yo obviamente no puedo contar por cuestiones de la causa".

"En este caso el padre Juan estaba muy solo en esta pelea", afirmó, al tiempo que agregó el "Zecca le autoriza el traslado en forma inmediata, pero él se queda una semana más para hacer esta denuncia" .

Baudry dijo que está "en comunciación con la familia y con el abogado Pedro Escobar", y que el miércoles estará nuevamente en la provincia.

G.I

Compartir

Comentarios