En su cumple 107, San Martín festejó en La Ciudadela. Con un gol en contra y otro de Mauro Quiroga, el "Santo" le ganó a Estudiantes de San Luis por 2-0.

El "Santo" quedó apurado por resultados ajenos pero se sacó esa presión extra con un buen partido y, ayudado por un Estudiantes que poco y nada pudo hacer.

Al contrario, el 1-0 fue una gentileza de Matías Acuña, que la terminó metiendo en contra de su propio arco para alegría de todos los presentes en La Ciudadela.

Seis minutos más tarde, a los 20, el que volvió a aparecer (otra vez de cabeza) fue el goleador Mauro Quiroga. El 9 volvió a ganar y cumplir de arriba estableciendo el 2-0 que dejaría más tranquilo a San Martín y terminaría siendo definitivo.

Por eso el complemento estuvo de más. Estudiantes se desesperó y perdió a dos hombres por ver la tarjeta roja y si bien San Martín pudo marcar otro gol, su triunfo jamás corrió peligro.

La gente aprovechó la ocasión para volverse protagonista con su aliento, continuación de un espectacular recibimiento. El triunfo fue un cierre perfecto para un día plagado de festejos por el cumpleaños del club. La esperanza crece entre los fanáticos que ya se ilusionan con la chance de dar pelea en un torneo por demás irregular.

Compartir

Comentarios