El coche bomba estalló en los alrededores del club de fútbol Al Ahli, en el barrio residencial de Madinat Nasr.

Un juez egipcio encargado de juzgar casos de terrorismo salió ileso de un ataque con un coche bomba en el noreste de la capital egipcia, informó a Efe una fuente de seguridad.

El coche bomba estalló en los alrededores del club de fútbol Al Ahli, en el barrio residencial de Madinat Nasr, adonde llegó un equipo de artificieros para inspeccionar el vehículo e investigar los detalles del suceso, añadió la fuente.

El blanco del atentado era el magistrado Ahmed Abul Futuh, a cargo de varias causas en las que están acusados miembros del grupo opositor Hermanos Musulmanes, declarada organización terrorista por las autoridades egipcias después del golpe de Estado contra su líder, Mohamed Mursi, en julio de 2013.

Abul Futuh salió ileso del ataque mientras que la explosión causó daños materiales en varios automóviles aparcados en las cercanías.

El pasado 29 de septiembre, el ayudante del fiscal general de Egipto, Zakaria Abdelaziz, salió ileso de un ataque perpetrado con un coche bomba que tenía como objetivo el convoy en el que viajaba, en el este de El Cairo.

El ataque solo causó heridas a un ciudadano que se encontraba cerca de la explosión.

El grupo Movimiento de los Brazos de Egipto-Hasm ("determinación") asumió su responsabilidad por ese intento de asesinato.

El movimiento, prácticamente desconocido, publicó además en su cuenta de la red social Telegram varias fotos del ataque al convoy de Abdelaziz y su casa.

Los atentados contra miembros de la judicatura y de las fuerzas de seguridad egipcias han aumentado desde el golpe militar contra el presidente islamista Mohamed Mursi, que ha sido condenado en varios procesos, junto a los demás dirigentes de la Hermandad, así como miles de sus seguidores.

Compartir

Comentarios