Vecinos y allegados intentaron frustrar la detención en Banda del Río Salí. La víctima había quedado atrapada en medio de un tiroteo entre barras, en junio de 2015.

 

Un barra de Atlético Concepción que era buscado por la Justicia desde el año pasado fue detenido el fin de semana por la Policía en Banda del Río Salí, al este de la provincia. El sospechoso, apodado "Pichu", está acusado de haber participado en el tiroteo en el que murió Ignacio Jerez, de 55 años, luego de un partido contra Unión Santiago en junio de 2015.

Una comisión policial, al mando del comisario Daniel Cuellar, montó una vigilancia en la zona de La Milagrosa desde ayer al mediodía. Alrededor de las 20 lograron individualizar a Daniel Alberto Prado, quien salió corriendo ante la voz de alto por parte de la Policía. En ese momento se inició una persecución por la zona, donde los uniformados se toparon con una gran resistencia por parte del imputado y de sus familiares, quienes querían evitar su detención. Luego de una feroz pelea lograron reducir al acusado y se retiraron de lugar, ya que eran agredidos a pedradas por los vecinos.

Ignacio "Cacho" Jerez, de 55 años, murió de un balazo cuando caminaba por la vereda de la esquina de Estoquín y avenida José María Paz, junto a dos hijos y dos nietos, luego de ver el partido. La familia quedó en medio de una balacera que se desató entre las facciones de San Antonio del Bajo y La Banda de la Plaza, y la víctima recibió un tiro en el pecho.

Los mismos simpatizantes de los “leones” habían confirmado que en las afueras del estadio se vivió una locura. Los vecinos estimaron que fueron entre 20 y 30 los disparos que se efectuaron durante la pelea. Algunos testigos indicaron que además de revólveres y pistolas, a los violentos se los vio utilizando hasta tumberas. El enfrentamiento se habría desatado por el poder de la tribuna.-

 

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios