El Concejo Municipal de la ciudad aprobó una propuesta con el fin de prevenir y evitar la trata de mujeres con fines de explotación sexual.

El Concejo Municipal de Santa Fe aprobó una ordenanza que prohíbe la instalación y habilitación de whiskerías, cabarets o clubes nocturnos, política destinada a prevenir situaciones de trata de personas con fines de explotación sexual.

La iniciativa fue presentada por la concejala Adriana Molina (Frente Progresista-UCR) y es una de las tres que el órgano deliberativo de la capital santafesina aprobó con el propósito de combatir la trata.

Otra propuesta de la misma legisladora establece la creación de un Voluntariado Social Municipal sobre Trata de Personas y Violencia de Género, que buscará promover la participación solidaria de jóvenes y adultos en la temática, propiciar la difusión de información vinculada al delito y desarrollar talleres que tengan como objetivo brindar diferentes perspectivas.

“Son ordenanzas que se complementan porque ratifican una política de Estado que viene llevando a cabo el municipio. Esto no tiene que ver con camisetas partidarias sino con la prevención y erradicación de la trata de personas, concretamente en casos de explotación sexual”, expresó la edil a radio Universidad.

Además, el Concejo avaló un proyecto del concejal peronista Juan Carlos Cesoni que propone la constitución de una Comisión Interinstitucional para la Prevención y Lucha contra la Trata de Personas y Explotación Sexual y Recuperación de sus Víctimas.

El espacio fue pensado para coordinar planes, programas y acciones interdisciplinarias tendientes a una mejor asistencia médica, psicológica, jurídica y protección y contención social inmediata a personas y a su entorno familiar, víctimas del delito de trata y explotación sexual. 

Fuente: Infonews.

Compartir

Comentarios