La normativa establece que aquellas empresas que tomen personas no puntanas deberán pagar una tasa diferencial.

La legislatura de San Luis aprobó ayer la creación del Registro del Empleo Puntano, que establece que las empresas que contraten personas que no son de San Luis deberán pagar una tasa diferencial, lo que generó una denuncia contra el gobierno provincial por parte de legisladores de Cambiemos que consideran a la norma como "xenófoba" y "discriminatoria".

La iniciativa del Poder Ejecutivo provincial se fundamenta en proteger a los trabajadores locales, que son considerados como tales si son nacidos o tienen un mínimo de residencia de 5 años en la provincia.

Los senadores y diputados del oficialismo puntano, nucleados en el partido Compromiso Federal, aprobaron esta ley que establece que si una empresa contrata a un empleado que no es considerado "local", deberá abonar al Estado una tasa del 10 % sobre el salario bruto de esa persona.

Esta ley exceptúa a los gobiernos nacionales, provinciales y municipales como también a los empleadores del servicio doméstico.

El diputado provincial de Compromiso Federal Luis Martínez dijo a Télam que "puede parecer una ley antipática pero se trata de regular y distinguir, ya que San Luis tiene una de las tasas más altas de renovación poblacional y no tenemos las herramientas económicas para hacer frente a todo eso, ya que en definitiva lo que queremos es proteger las fuentes de trabajo de todos los puntanos".

En tanto, Alejandro Cacace, de Cambiemos, ratificó que "voy a seguir adelante en el Inadi con la denuncia que hice contra este ley porque es xenófoba, discriminatoria, y se aparta del orden constitucional al introducir una diferenciación entre los que llegan de otras provincias y los nativos puntanos".

Compartir

Comentarios