La ley debe ser aprobada ahora por la Cámara Alta, un trámite que se espera sea una mera formalidad

La Cámara Baja del Parlamento de Austria aprobó la expropiación del edificio en el que nació Adolf Hitler, en un paso más para reformar el lugar y reducir su atractivo como punto de peregrinación para los neonazis.

El texto aprobado a última hora del miércoles no especifica cómo se llevará a cabo la reparación, motivo por el que algunos diputados dijeron que se oponían a la ley. Entre sus detractores figuran algunos miembros del pequeño partido liberal Neos, según un comunicado del Parlamento, pero no hay disponible un desglose de los votos.

La ley debe ser aprobada ahora por la Cámara Alta, un trámite que se espera sea una mera formalidad. El ministro del Interior, Wolfgang Sobotka, ha dicho que el Gobierno apoya una "remodelación arquitectónica" de la vivienda en la que Hitler nació cerca de la frontera con Alemania en 1889, lo que podría incluir la demolición del edificio.

La expropiación de la vivienda en la localidad de Braunau am Inn debería poner fin a la larga disputa con su propietaria, una jubilada que ha rechazado las ofertas anteriores del Estado para adquirir el edificio.

Sobotka ha dicho que el edificio de tres plantas podría ser usado por el municipio "para fines caritativos u oficiales" tras su conversión. El Ministerio del Interior tiene alquilado el edificio desde 1972 y lo ha cedido a Braunau.

GP.

Compartir

Comentarios