La langosta es una plaga voraz que amenaza los cultivos, campos de pastoreo y montes naturales.

El Comité Interprovincial de Crisis, se reunió para analizar el progreso de los trabajos de monitoreo y control de las langostas en las áreas afectadas de la región tripartita conformada por las provincias de Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca.

Este organismo fue creado a mediados del año pasado a partir la explosión demográfica de la plaga, que no ocurría desde hace 50 años. El mismo está integrado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), junto con el Ministerio de Agroindustria de la Nación, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y los funcionarios del área productiva de los tres gobierno regionales.

Del ultimo encuentro del Comité de Crisis, realizado en Frías, Santiago del Estero participaron el subsecretario de Agricultura de la Nación, Luis Urriza, el vicepresidente del Senasa, Guillermo Rossi, además de las autoridades gubernamentales de las regiones afectadas. Representando a Tucumán estuvo el secretario de la cartera de Desarrollo Productivo de la Provincia, Alvaro Simón Padros.

Durante la reunión se hizo un balance de los trabajos realizados por el Senasa destacando que se movilizaron equipos técnicos de varios puntos del país a las zonas afectadas, los cuales operaron de forma permanente en un área de 700 mil hectáreas y permitieron controlar un total de 310 focos de langostas en lo que va del 2016.

La langosta es una plaga voraz que amenaza los cultivos, campos de pastoreo y montes naturales.

Álvaro Simón Padros, manifestó que a partir de la problemática “se llevan adelante reuniones periódicas con los ministerios de las tres provincias y que en Tucumán el control ha sido eficiente ya que cada vez son menos las denuncias y los focos en las localidades del sur”.

El funcionario informó que ahora la plaga se encuentra en una etapa fácil de combatir “porque todavía no vuelan, son langostas saltonas, cuando se detectan los focos en este estadío es mucho más fácil el control ya que todavía no forman las mangas lo que genera su dispersión y se hace difícil determinar hacia donde migran”.

Al respecto, Simón Padros, explicó que las fumigaciones, que normalmente son áreas, se realizan por la mañana muy temprano sobre grandes superficies y  resaltó que si “logramos un control eficiente en esta etapa, lo más seguro es que no exista la manga. Por eso el mayor esfuerzo de las provincias y el SENASA está puesto en este estadio de saltonas”.

Finalmente indicó que para combatir esta plaga es fundamental trabajar con las municipalidades y comunas, en este caso de Lamadrid y Taco Ralo.

En este sentido se recuerda a los productores y a la población en general que denuncien su presencia ante la oficina del Senasa o en la sede comunal más cercana, llamando a la línea gratuita 0800-999-2386 o enviando un correo electrónico a: [email protected]

Compartir

Comentarios