El niño se encontraba durmiendo al igual que su familia, cuando comenzó a subir el agua en la localidad de Nogoyá.

Un bebé de un año y medio murió ahogado esta madrugada en la localidad de Nogoyá cuando, aún dormido, cayó de su cama al agua que había ingresado en su casa como consecuencia del desborde del arroyo que da nombre al distrito, en la provincia de Entre Ríos.

La crecida de este arroyo es consecuencia del intenso temporal de lluvia y viento que azota varias localidades del litoral.

El bebé vivía junto a sus padres en una humilde vivienda ubicada en las calles Primera Junta y Centenario, en las cercanías del arroyo Nogoyá, que desbordó esta madrugada dada las intensas lluvias y el fuerte temporal de viento.

Las autoridades locales informaron que, hace unos días, varias familias de la zona fueron evacuadas por precaución, sin embargo los padres del bebe de 17 meses se negaron a irse de la vivienda para resguardar sus pertenencias.

Tras la caía de casi 150 milímetros de lluvia, el nivel del arroyo subió rápidamente e ingresó en la casa donde toda la familia dormía.

El jefe de la Policía Departamental local, Eduardo Stopello, aseguró que "la mamá lo había amamantado, lo acostó en la cuna" y cerca de la 1:20 "le pidió al marido que vaya a verlo".

"No lo encontró en la cuna y se dieron cuenta de que estaba boca abajo flotando en 20 centímetros de agua que ya había dentro de la casa. El bebé cayó de la cuna y se ahogó", precisó.

Asimismo, agregó que hace "varios días" que llueve constantemente y esto generó el desborde "del arroyo Nogoyá que llegó a 7,55 metros".

Tras el dramático episodio, los padres del pequeño lo trasladaron al hospital donde "se hizo todo lo que se pudo, pero ya estaba fallecido", explicó el médico de la Policía que intervino en el caso, el diagnóstico fue de muerte por asfixia por inmersión. 

GP.

Compartir

Comentarios