Un estudiante de 15 años abrió fuego repentinamente en su clase del Colegio Americano del Noreste, ubicado en el Norte de Monterrey.

México experimentó el horror de la violencia armada en las aulas con el ataque a tiros de un estudiante de secundaria a su profesora y compañeros de escuela en el norte del país, saldado con cuatro heridos, tres de ellos graves, y el posterior suicido del agresor.

Sobre las 8 hora local un estudiante de 15 años abrió fuego repentinamente en su clase del Colegio Americano del Noreste, ubicado en el Norte de Monterrey.

El video del ataque, al parecer grabado por una cámara de circuito cerrado y difundido por el diario Reforma, muestra cómo el joven agresor permanece sentado junto a la puerta, aislado de las mesas donde sus compañeros realizan tareas escolares.

Repentinamente se levanta, saca una pistola y abre fuego contra la profesora, que caminaba entre las mesas, y varios estudiantes, antes de tratar varias veces de dispararse en la cabeza.

Cuando lo logra, el resto de compañeros –hasta entonces agazapados en sus lugares– huyen despavoridos del recinto.

Aunque inicialmente las autoridades del estado de Nuevo León, cuya capital es Monterrey, hablaron de cinco heridos, entre ellos el atacante, el gobernador estatal, Jaime Rodríguez reveló en una rueda de prensa que este último "tenía muerte cerebral y ha fallecido".

De los heridos, añadió, tres están "en condiciones graves" y "en el quirófano, siendo atendidos con heridas en la cabeza", mientras que el cuarto presenta un estado "más estable".

Sobre el móvil del crimen, Rodríguez dijo que "se está investigando".

En momentos en que resuenan en el país los mensajes xenófobos del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, contra los mexicanos, no deja de ser una paradoja que México replique esas escenas de violencia armada en las aulas que se dan con frecuencia en los centros educativos estadounidenses.

GP.

Compartir

Comentarios