Con un gol de Zampedri, el Decano se impuso por 1-0 a El Nacional en la altura de Quito, en un partido que bien pudo no haberse jugado porque el equipo argentino llegó tarde por un problema en el vuelo.

Llegó tarde, jugó, ganó y se clasificó. Atlético Tucumán cerró con una gran victoria frente a El Nacional un día que será inolvidable. El Decano se impuso por 1-0 en la altura de Quito un partido que estuvo a punto de no jugarse y se metió en la próxima fase de la Copa Libertadores de América tras el 2-2 en la ida. Atlético Tucumán fue superior durante el primer tiempo. El equipo argentino se acomodó en el terreno después de los primeros minutos y fue el que siempre estuvo más cerca de abrir el marcador. La más clara fue para Fernando Zampedri, quien le dio con el hombro luego de un centro desde la derecha con el arco a su disposición. Los conducidos por Pablo Lavallén no evidenciaron en la etapa inicial ninguna merma pese a todos los inconvenientes previos y controlaron a un conjunto ecuatoriano que prácticamente no inquietó a Cristian Lucchetti. El desarrollo no vario en el inicio del complemento y antes del cuarto de hora el Decano ya había generado otras tres chanches, una a través de Bruno Bianchi y las otras dos con Zampedri como protagonista. Finalmente, a los 18, Atlético Tucumán tuvo su premio y también Zampedri: llegó al fondo Ignacio Canuto, tiró el centro con lo justo y el nueve, con un cabezazo bombeado, abrió el marcador. El equipo argentino sintió el cierre, pero con orden consiguió controlar de buena manera los intentos de El Nacional, que sin ideas no logró en todo el encuentro crear una sola situación clara de gol. Histórico e inolvidable clasificación para el Decano, que en la tercera fase se medirá frente a Junior de Colombia, que esta noche goleó como local por 3-0 a Carabobo de Venezuela, al que ya había derrotado en la ida por 1-0.

Compartir

Comentarios