Los ecuatorianos pedirán los puntos a la Conmebol por “incumplimiento de las normas” por parte del equipo argentino. El detalle que pasaron por alto y que ayudaría al “Decano”

La heroica clasificación de Atlético Tucumán continúa dando que hablar. Si bien el equipo argentino venció en el campo de juego y se quedó con el pase a la tercera fase de la Copa Libertadores, El Nacional elevará un reclamo a la Conmebol por "incumplimiento de las normas" por parte del equipo argentino.

El encuentro se disputó con una hora y media de retraso por los inconvenientes que tuvo Atlético en su vuelo desde Guayaquil a Quito. La empresa aérea que los iba a trasladar no contaba con la habilitación para realizar vuelos de cabotaje y el equipo argentino, luego de más de tres horas, viajó con otra compañía.

Las autoridades de El Nacional anunciaron que pedirán los puntos a la Conmebol porque se superaron los 45 minutos que contempla el reglamento.

"Ganemos o perdamos íbamos a reclamar. No se trata de ganar o perder, se trata de cumplir con los reglamentos. ¿Porque somos ecuatorianos no tenemos derecho a reclamar? Ya presentamos nuestro reclamo al abogado de la Conmebol y le comunicamos que jugábamos bajo protesta porque no estábamos de acuerdo con que se rompan todos los reglamentos", enfatizó el gerente deportivo de El Nacional, Nestor Landetta, en diálogo con Un Buen Momento por Radio La Red.

Sin embargo, hay un punto del reglamento que podría beneficiar a Atlético Tucumán. La "trampita" consiste en el detalle que pasaron por alto los dirigentes ecuatorianos a la hora de aceptar jugar el encuentro. "Los famosos 45 minutos corren a partir del inicio del partido y el encuentro en Quito no había iniciado porque eso sucede recién cuando el árbitro convoca a los capitanes para el sorteo. Por lo tanto, será imposible recurrir el resultado. Además es intención de esta gestión de Conmebol que los partidos se definan dentro del rectángulo de juego", fue la frase contundente que le expresaron a La Nación fuentes de la Conmebol.

Si bien El Nacional dejó constancia de que jugaría el partido "bajo protesta", es decir, abriendo la posibilidad a reclamar posteriormente a la Conmebol, dicha fuente explicó que al no ingresar el equipo ecuatoriano al campo de juego del estadio Atahualpa de Quito y forzar el ingreso de los árbitros y la ceremonia del sorteo de capitanes, no se considera el inicio de partido y -por ende- no corren los 45 minutos que marca el Reglamento actual de la Copa Libertadores 2017.

Al margen de esto, el matutino informó que habría una fuerte multa económica para Atlético Tucumán buscando evitar en el futuro un incidente similar al ocurrido anoche en Quito.

El Decano jugará ante Junior de Colombia por la tercera fase de las eliminatorias de la Copa Libertadores. El duelo de ida será el próximo jueves 16 desde las 19:15 en Barranquilla, mientras que la vuelta se disputará una semana después en el mismo horario en el estadio José Fierro.

G.I

Compartir

Comentarios