La Corte Suprema de Justicia desestimó, por unanimidad, los recursos presentados por el cura Julio César Grassi, convalidando una decisión del máximo tribunal bonaerense.

De esta manera, quedó firme la sentencia dictada por el Tribunal en lo Criminal N°1 de Morón, que había condenado a Grassi de 15 años de prisión por abuso sexual de menores, con el agravante de que era sacerdote y encargado de la educación y guarda de las víctimas.

Compartir

Comentarios