Es el actual obispo de Cruz del Eje, Córdoba; el cargo estaba vacante desde 2007, tras la renuncia de Antonio Juan Baseotto

El Papa designó a monseñor Santiago Olivera, actual obispo de la diócesis de Cruz del Eje, provincia de Córdoba, como nuevo obispo castrense para la Argentina, tras más de diez años de cargo vacante luego de la renuncia de Antonio Juan Baseotto en 2007.

La noticia del nombramiento fue dada a conocer hoy por el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig. El comunicado del Vaticano destacó el rol clave de Olivera en el proceso de canonización del primer santo argentino, José Gabriel del Rosario Brochero.

El Vicariato Castrense permaneció vacante durante más de diez años. En 2005, el entonces presidente Néstor Kirchner suspendió a monseñor Antonio Juan Baseotto en sus funciones como vicario castrense, pero el obispo siguió cumpliendo con sus funciones hasta renunciar, el 15 de mayo de 2007, por haber alcanzado los 75 años, límite de edad establecido por el derecho canónico. Desde entonces, monseñor Pedro Candia estuvo al frente en calidad de administrador diocesano.

Olivera es porteño y cursó sus estudios eclesiásticos en el Instituto de Filosofía y Teología San José, del Seminario Diocesano de Morón. Fue ordenado sacerdote por monseñor Justo Oscar Laguna en la catedral de la Inmaculada Concepción del Buen Viaje, de Morón, el 18 de setiembre de 1984. En 1986 obtuvo el título de bachiller en Teología en la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina.

El 24 de junio de 2008, el papa Benedicto XVI lo eligió obispo de Cruz del Eje, patria chica del cura Brochero. Monseñor Olivera recibió la ordenación episcopal el 18 de agosto de 2008 de las manos de monseñor Laguna, entonces obispo emérito de Morón, monseñor Luis Guillermo Eichhorn, obispo de Morón, y monseñor Omar Félix Colomé, obispo emérito de Cruz del Eje.

Olivera tomó posesión e inició su ministerio pastoral como tercer obispo de Cruz del Eje el 7 de septiembre de 2008. Inmediatamente comenzó a trabajar en la causa de canonización del padre José Gabriel del Rosario Brochero, más conocido como el cura Brochero.

En noviembre de 2014 fue nombrado presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social del Episcopado Argentino y por tanto es miembro de la Comisión Permanente del Episcopado.

El Ordinariato Castrense de la Argentina, que por autorización de la Santa Sede se denomina Obispado Castrense de la Argentina, tiene como misión "la evangelización en el ámbito de su jurisdicción, mediante la específica y cualificada atención docente, sacramental y pastoral de los fieles que le han sido confiados", o sea, los fieles militares y civiles, y sus familiares, que pertenecen al Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, la Gendarmería Nacional y la Prefectura Naval Argentina, y el personal de los ministerios de los que dependen.

En marzo de 2005, a los ojos de la Casa Rosada, monseñor Baseotto se había extralimitado al condenar la postura del entonces ministro de Salud, Ginés González García, en favor de la despenalización del aborto. Baseotto había recurrido a una cita bíblica que indica que "quienes escandalizan a los niños" merecen "ser arrojados al mar con una piedra de molino atada a su cuello".

G.I

Compartir

Comentarios